Alegría para él

Kiko Matamoros celebra su victoria judicial contra Rocío Carrasco

Kiko Matamoros
Kiko Matamoros/Gtres

Kiko Matamoros terminó el 2021 con la alegría mayúscula que supuso el nacimiento de su nieto Benji y comienza el 2022 con otro motivo de felicidad. El colaborador de televisión se enteró durante la tarde del pasado 3 de enero en Sálvame que había ganado la batalla judicial con Rocío Carrasco. La Audiencia Provincial de Madrid le ha dado la razón tras la demanda que interpuso la hija de Rocío Jurado por vulneración de su derecho al honor y de su intimidad.

Ha sido algo más de un año lo que ha durado un proceso judicial que va a acabar con Rocío Carrasco pagando las costas del proceso, si bien todavía puede recurrir el fallo del tribunal. Corría el mes de septiembre de 2019 cuando Kiko Matamoros habló en el programa Viva la Vida de Rocío y de Fidel Albiac, algo que ésta nunca ha permitido y por lo que decidió emprender acciones legales.

Kiko Matamoros
Kiko Matamoros. / Telecinco

El comentario de Matamoros que hizo estallar todo por los aires fue cuando comentó que “me dice la enfermera que ya van dos veces que cuando tenía la custodia Rocío Carrasco al niño no le llevaban al neurólogo”, según se especifica en la sentencia de la sección número 9 de la Audiencia Provincial de Madrid, publicada por el diario La Razón. Carrasco decidió querellarse contra el tertuliano, Conecta 5 Telecinco S.A y Cuarzo Producciones SL, pero el tiempo le ha quitado la razón.

Los abogados de la exmujer de Antonio David Flores -gran amigo de Kiko Matamoros- vieron en sus palabras un «grave desprestigio» cuyo único objetivo era «dibujar a la actora como una persona que no se ocupa de la salud de sus hijos para obtener un beneficio económico el medio de comunicación».

Rocío Carrasco/Telecinco
Rocío Carrasco. / Telecinco

La defensa pedía una compensación para su clienta de 90.000 euros por los daños morales ocasionados por el exmarido de Makoke. Pero el juez encargado de instruir el caso desestimó esa petición el pasado mes de noviembre al entender que no hubo «ningún contenido insultante, vejatorio ni lesivo para la dignidad de Rocío Carrasco». Asimismo, apunta que se trata de «una persona con notoriedad pública y que estas declaraciones «no suponen, en realidad, ninguna invasión del ámbito de intimidad de Rocío Carrasco, dado que no desvelan ningún dato ni ninguna información sobre su vida privada personal o familiar que pueda considerarse lesiva o que se entrometa en el ámbito reservado protegido». Es mas, se hacía referencia a que Kiko Matamoros sólo había transmitido el testimonio de una enfermera y que cualquier juicio de valor quedaba fuera de su responsabilidad.

Hay que destacar que la hija de la más grande utilizó su recurso de apelación el pasado 16 de diciembre de 2021, pero este ha sido desestimado por la Audiencia Provincial de Madrid. Pese a este revés, todavía no tiene toda la esperanza perdida puesto que tiene hasta este 5 de enero para hacer otro recurso, algo que a buen seguro hará para agotar todas las vías.

Rocío Carrasco
Rocío Carrasco con una chaqueta rosa. / Gtres

Lo último en Actualidad

Últimas noticias