Nervios en Buckingham

La Reina Isabel II pasa la noche en el hospital

Ver vídeo

La salud de Isabel II no está pasando sus mejores momentos. A sus 95 años, las últimas informaciones no arrojan demasiada tranquilidad. Su Majestad fue ingresada este pasado miércoles en el hospital King Edward VII de Londres «por precaución», según han informado fuentes oficiales. Una pernoctación que se une a la prescripción médica de tomarse unos días de descanso y cancelar su viaje a Irlanda del Norte.

Reina Isabel
Isabel II, durante un evento oficial / Gtres

Desde el entorno médico de la longeva monarca se ha tomado la decisión de tomar «un planteamiento de precaución». Se le realizaron unas «investigaciones preliminares» y tras pasar la noche allí se la envió a su residencia en el Castillo de Windsor. De hecho retomó algunos de los quehaceres habituales que no conllevan demasiado esfuerzo.

Su equipo de comunicación ha apaciguado y tranquilizado a los más pesimistas con un breve comunicado en el que se reconoce que «Isabel II está con un buen ánimo». No obstante, la preocupación era normal ya que el último ingreso de la reina inglesa se produjo hace ocho años, en 2013, cuando una gastroenteritis la mandó directa a la cama de un hospital. El escrito completo reza lo siguiente: «Tras recibir el consejo médico de reposar durante unos días, la reina asistió al hospital el miércoles por la tarde para unos exámenes preliminares, volviendo al castillo de Windsor hoy a la hora de comer, y se encuentra con buen ánimo».

Isabel II, en un acto oficial / Gtres
Isabel II, en un acto oficial / Gtres

El centro hospitalario en el que pasó la noche Isabel II es un lugar de amargos recuerdos para ella puesto que es donde estuvo ingresado su marido, Felipe de Edimburgo, antes de fallecer el pasado mes de abril. Desde la muerte de su compañero de vida, la Reina se ha refugiado en los suyos y sigue centrada en sus funciones como máxima representante de la monarquía.

Tanto se ha volcado en su día a día que su agenda de los últimos días ha sido frenética. El pasado 12 de octubre presidió la conmemoración por los 100 años de historia de la Royal British Legion, en la Abadía de Westminster. Ese día también despertó cierta preocupación al aparecer caminando con la ayuda de un bastón. Sin embargo, nada hace detenerse a la incombustible Isabel II. Se espera que pronto acuda a la COP26, la cumbre internacional contra el cambio climático que tendrá lugar en la localidad escocesa de Glasgow a partir del 31 de octubre.

La Reina Isabel II, con gesto serio / Gtres
La Reina Isabel II, con gesto serio / Gtres

Nadie puede dudar de que el compromiso de The Queen con su institución es total. Pese a los baches de salud que pueda ir teniendo, achaques lógicos de su avanzada edad, no tiene intención alguna de dejar paso a las nuevas generaciones. Bien es cierto que cada vez cobran más importancia figuras como la de los duques de Cambridge. Aunque el desgaste de Isabel es cada vez mayor, se siente plena para el año que viene celebrar el Jubileo de Diamante. Serán los 70 años al frente de la monarquía británica.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias