REDES SOCIALES

El último mensaje de Ingrid Sartiau al rey Juan Carlos

Ingrid Sartiau
Ingrid Sartiau en una imagen de archivo / Gtres

Ingrid Sartiau se encuentra en uno de sus mejores momentos. La belga se convirtió hace unos meses en abuela. Su hija Aude dio a luz a un niño el pasado mes de febrero que ha recibido el nombre de Amaury. Un bebé muy risueño con el que Ingrid está encantada. De hecho, no duda en compartir numerosas instantáneas a través de sus diferentes perfiles, tanto del pequeño solo, como con ella o con su hija.

Desde que Amaury naciera, han sido varias las referencias que Ingrid ha hecho a quien considera su padre legítimo, el rey Juan Carlos. A pesar de que la Justicia no le ha dado la razón, la hija de Lilian Sartiau está convencida de que el exmonarca es su progenitor. No es la primera vez que comparte fotografías del padre de Felipe VI, aunque no hace comentarios. La última, hace apenas unas horas: un montaje del rey Juan Carlos cuando era un bebé junto a una fotografía actual de su nieto.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ingrid Sartiau (@sartiau)

A punto de cumplir 55 años, Ingrid creció sin padre, hasta que, en 2012, su madre, Lilian Sartiau, le dijo que era hija del rey Juan Carlos. Una verdad que ella ha intentado corroborar por todos los medios a su alcance pero que, a día de hoy, todavía no ha encontrado la respuesta esperada.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ingrid Sartiau (@sartiau)

Una intensa y complicada batalla

El reconocimiento de Delphine Boël -ahora Sajonia Coburgo- hace algunos meses como hija de Alberto de los Belgas tras una intensa batalla judicial supuso un halo de esperanza para Ingrid Sartiau. Aunque Delphine no ejerce de facto ningún cargo dentro de la estructura de la Casa Real porque en estos momentos su padre ya no es jefe del Estado, ha conseguido que se le otorgue el título de princesa y el apellido paterno. De hecho, participaba el pasado 21 de julio en los actos con motivo del Día Nacional.

Delphine estuvo presente en los actos con motivo del Día Nacional hace unas semanas / Gtres

Sin embargo, el caso de Ingrid es diferente. En 2015 el pleno de la Sala Civil del Supremo rechazaba su demanda por 7 votos en contra y 3 a favor, aduciendo como argumento el aforamiento del exmonarca, a pesar de que don Juan Carlos ya no se encontraba ejerciendo la Jefatura del Estado. Una decisión que, en primer momento, acababa con las esperanzas de la belga. Pero no solo eso, los juristas estimaban además que la demanda de Sartiau incurría en contradicciones y resultaba “lisa, llanamente falsa, frívola y torticera”. Argumentos todos ellos que resultaron muy dolorosos para Ingrid, que no ha reclamado en ningún momento compensación económica alguna: “mi único deseo es ser reconocida, no es una cuestión de dinero. Trabajo como todo el mundo. Si hubiera algún tipo de herencia, esa tendría que ir para el pueblo español”, afirmaba hace unos años en conversación con este digital.

Ingrid Sasrtiau
Ingrid Sartiau en una imagen de su álbum privado / Cortesía

A pesar de esto, la belga no ha perdido la esperanza: “Tengo mucha paciencia, voy a seguir luchando”, comentaba en el pasado. Sartiau parece dispuesta a seguir la estela de Delphine, por mucho que pueda costarle.  Aunque hasta ahora Ingrid no ha conseguido su objetivo, el éxito de Delphine abre una nueva puerta hacia el futuro. De hecho, a los pocos días de ser reconocida, la hermana de Felipe de los Belgas ofrecía una rueda de prensa en la que animaba a todos aquellos que pudieran encontrarse en una situación similar a que no se rindieran y que lucharan por sus objetivos.

Ingrid Sartiau y Thierry Morraye en una imagen de archivo  / Gtres

Hace algunos meses, Look pudo hablar con Ingrid, poco después de la muerte de su madre, en un momento en el que estaba dispuesta a abrir un nuevo capítulo en la historia de su lucha por ser reconocida: “es una lástima que tengamos que luchar para ganarnos el reconocimiento”, aseguraba. Entonces confirmaba que tenía cartas que probaban que don Juan Carlos era su padre: “le pido al rey Juan Carlos que me escuche, que conozca a mis hijos, poder contarle que voy a tener un nieto. Quiero el amor de mi padre, aunque sé que eso no va a ser posible”, revelaba.

A pesar de que Sartiau mantenía que su intención era seguir adelante con el proceso y llevarlo hasta donde sea necesario, por ahora no se tiene constancia de que haya dado más pasos al respecto. Ella misma aseguraba que hubiera hecho lo mismo si no se hubiera tratado de un rey, ya que lo único que busca es el amor de un padre: “me ha costado una casi una depresión y mucho dolor, porque el Tribunal consideró que estaba vendiendo una fantasía. Tengo la mala suerte de que sea un rey, pero si hubiera sido un carnicero, habría dado los mismos pasos”, relataba.

 

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias