En familia

Así ha sido el último fin de semana de matrimonio de Iñaki Urdangarin

Iñaki Urdangarin
Iñaki Urdangarin

El comunicado oficial por parte la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin se hizo esperar. No fue hasta el pasado lunes cuando el matrimonio dio la cara anunciando públicamente, a través de un escueto documento firmado por ambas partes, la decisión más complicada de su vida en pareja: su separación. “De común acuerdo, hemos decidido interrumpir nuestra relación matrimonial. El compromiso con nuestros hijos permanece intacto. Dado que es una decisión de ámbito privado, pedimos el máximo respeto a todos los que nos rodean” expresaron.

Iñaki Urdangarin, en su trabajo. / Gtres
Iñaki Urdangarin, en su trabajo. / Gtres

Desde entonces han sido muchos los que se han preguntado cuándo, cómo y dónde la ya expareja tomó esta determinación. Un interrogante que ha sido resuelto este miércoles gracias a la revista Lecturas. La publicación volvía a abrir portada con el triángulo amoroso del momento, aunque esta vez les plasmaba con ánimo de informar sobre el esperado reencuentro de Iñaki y la infanta y de desvelar todos los detalles del mismo.

El citado medio asegura que fue el pasado viernes cuando Urdangarin se decidió a visitar a Cristina en Ginebra. Su viaje arrancó durante esa misma mañana tras su salida del despacho de abogados en el que trabaja y en el que forjó su especial relación con Ainhoa Armentia, analista contable con la que fue fotografiado paseando de la mano por una de las playas de Bidart. Al salir del bufete, el exdeportista cogió su vehículo particular y puso rumbo a Suiza en solitario y sin llamar la atención de la prensa, aunque lo cierto es que sí estuvo protegido por dos escoltas que le siguieron hasta la frontera con Francia con el propósito de evitar cualquier tipo de contratiempo con los medios.

Urdangarin y la infanta Cristina / Gtres
Urdangarin y la infanta Cristina / Gtres

Diez horas de viaje precedieron a un fin de semana un tanto amargo que supuso el fin de la historia de amor de los exduques de Palma. El exjugador de balonmano llegó poco antes de la media noche y aparentemente preparado para explicar a la menor de las hijas del Rey Juan Carlos la imprevisible realidad que ha cambiado su vida.

A su llegada, Iñaki se instaló en el domicilio en el que Cristina de Borbón reside junto a su hija Irene desde hace poco más de un año. Y es que allí no solo le esperaba su esposa, sino que también lo hacían dos de sus cuatro hijos: Irene y Miguel. Según Lecturas, fue al día siguiente cuando la familia se sentó a hablar durante un largo periodo de tiempo. La Infanta preguntó todo aquello que consideró oportuno e Iñaki pudo explicarse y exponer su versión de los hechos. Se desconoce el contenido exacto de la conversación, pero la mencionada revista asegura casi con total certeza que fue en el transcurso de esas horas cuando el matrimonio tomó una firme decisión con respecto a su futuro sentimental y cuando acordó el contenido del escueto, aunque conciso comunicado oficial que vio la luz el pasado lunes.

Iñaki Urdangarin, con su familia. / Gtres
Iñaki Urdangarin, con su familia. / Gtres

Una vez zanjado el asunto y decidido el rumbo que cobrarían sus vidas a partir de ese preciso momento, Iñaki abandonó el domicilio familiar junto a su hijo Miguel. Lo hicieron durante la mañana del domingo, jornada en la que ambos regresaron a sus lugares de residencia. Antes de emprender un nuevo viaje de vuelta a Vitoria, el exduque de Palma realizó una parada en el aeropuerto de Ginebra para dejar a su hijo, que, siguiendo con lo previsto, cogió un vuelo con destino Londres después de protagonizar una emotiva y nostálgica despedida con su progenitor, con quien se fundió en un sentido abrazo publicado en la revista Lecturas. Pasado el mal trago, ahora sí que sí, Iñaki Urdangarin se despidió de Ginebra y regresó de nuevo a Vitoria, al parecer, más aliviado y reconfortado.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias