Ha pasado de todo...

El giro de 180 grados de ‘Sálvame’ en su año más complicado

Sálvame/Gtres
Sálvame/Gtres

Sálvame ha vivido un año de lo más intenso. El pasado mes de marzo el formato lanzaba una bomba que iba a cambiar el curso de las cosas sobre la crónica social de nuestro país. Rocío Carrasco, hija de Rocío Jurado que llevaba en silencio más de dos décadas iba a hablar por primera vez en televisión a través de su propia docu-serie, Rocío: contar la verdad para seguir viva.

Colaboradores de 'Sálvame' en una imagen de archivo./Gtres
Colaboradores de ‘Sálvame’ en una imagen de archivo./Gtres

A raíz del testimonio de la hija de La más grande se produjo un giro inesperado en el grupo de colaboradores, ya que por aquel entonces, Antonio David Flores formaba parte de los tertulianos que amenizan las tardes de entre semana. Después de la emisión de la primera parte de la docu-serie, se anunciaba que la historia iba a continuar en una segunda entrega que presuntamente verá la luz este invierno. De hecho, ya han comenzado las grabaciones de En el nombre de Rocío donde Rocío Carrasco hablará de los motivos por los que se distanció de algunos miembros de su familia. La audiencia crecía gracias al formato donde Rocío Carrasco era la protagonista indiscutible.

Mila Ximénez y Belén Esteban./Gtres
Mila Ximénez y Belén Esteban./Gtres

Pocos meses después, Sálvame vive su peor momento. Mila Ximénez, una de sus colaboradoras estrella fallecía a los 69 años en su domicilio de Madrid tras no poder superar su batalla contra el cáncer de pulmón. Enfermedad por la que llevaba luchando cerca de un año. Desde Jorge Javier Vázquez hasta Belén Esteban pasando por María Patiño y Chelo García Cortés, entre otro, quedaban devastados por la noticia.

Días después del fallecimiento de la periodista, Jorge Javier hizo una confesión en la que detalló que Mila le había devuelto «las ganas de vivir». «Había perdido ya la curiosidad por absolutamente todo. Yo lo achacaba a la pandemia. Por eso cuando pude verla, Mila me ha reconciliado con la vida. Y me han vuelto a dar ganas de vivir. En ese momento tan duro, que ella se va… Lo que ella me ha hecho es como empujarme y decirme: no, hay que seguir. Y lo que antes era un caos, desesperación y negrura ahora es luminosidad. Ahora tengo ganas de vivir, me han dado ganas de vivir, que es algo que hace tiempo que no tenía. No puedo decirlo de otra manera. No estoy mintiendo ni es una milonga. Me ha dado mucho brío y me ha dado un empujón tremendo”, expresó reflexivo.

Kiko Hernández abandona ‘Sálvame’

Afortunadamente fue temporal. Kiko Hernández estalló y no pudo continuar con su rutina y se tomó un tiempo por el bienestar de su salud mental. Él mismo reveló cómo se sentía en el formato en el que trabaja, aunque siempre dejó claro que volvería cuando estuviera recuperado. Con un hilo de voz y entre lágrimas el tertuliano dijo que «no estaba bien». «Llevo un año que ya no puedo más. Se me junta un duelo con el otro y con el otro… hay un momento ya en que revientas. Yo no soy de tomar muchas pastillas, pero el lunes me tomé ya no sé cuantos lexatines y no sabía dónde estaba», contó muy afectado.

Necesito parar porque ayer tenía ideas raras en mi cabeza y necesito descansar y respirar. Hacer un proceso que no he hecho con Mila. Tengo un problema con cualquier chorrada y se me hace un mundo. Y tengo dos personas que tengo que sacar adelante… y no puedo…”, insistió. A las pocas semanas regresó al espacio y no dudó en agradecer todas las muestras de cariño que recibió mientras se tomó este tiempo para recuperarse.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias