Buscan su verdad

Primicia: la nueva batalla legal de los Franco tras su triunfo con el Pazo de Meirás

La familia Franco se querella contra una empleada de la Dirección General del Patrimonio del Estado por supuesta prevaricación a la hora de realizar el inventario de objetos del Pazo.

Ver vídeo

Los Franco han ganado una de sus grandes guerras abiertas. Este 20 de abril se ha dado carpetazo definitivo al caso del Pazo de Meirás. Han sido meses tratando de demostrar su verdad y ahora el tiempo les da la razón. El Estado deberá devolverles los bienes del interior del inmueble, así como indemnizarles por la privación en el uso y disfrute de estos. Celebran el haber zanjado un conflicto legal que no es el único. Look ha podido confirmar a través de uno de los miembros de la familia, Francis Franco, que tienen en marcha un nuevo proceso judicial.

El nieto de Francisco Franco desvela en primicia a este digital que han abierto un procedimiento paralelo en los juzgados «porque la Dirección General de Patrimonio del Estado, sin habérselo pedido nadie, dijo que había una serie de bienes que eran suyos. Entonces nosotros nos querellamos contra la persona que firmaba ese informe porque teníamos la absoluta seguridad de que ninguna de esas cosas se ha demostrado que sea así, tampoco en el juzgado de A Coruña». El primer paso está dado ya que «nos han admitido la querella a trámite y tendrán que explicar por qué dicen que hay cosas que fueran del Estado. Porque si fuera así lo entregaríamos, no tenemos intención alguna de quedarnos con algo que no es nuestro.

Francis Franco / Gtres
Francis Franco / Gtres

Francis Franco se queja amargamente de que «Patrimonio diga que son suyas cosas que ni siquiera están inventariadas. No pueden demostrar que sean del Estado porque de ser así estaría fotocopiado e inventariado», explica. El noble desvela que desde el principio de la batalla legal por los objetos del Pazo «la jueza no ha sido capaz de decirnos todavía qué nos podemos llevar y ahora nos podemos llevar todo».

La querella se está tramitando en el juzgado de instrucción número 29 de Madrid y Francis tiene claro lo que hay detrás de esto: «El problema de este país es que el fin justifica los medios. Y el fin es quedarse con el Pazo porque los Franco son muy malos. Puedes hacer lo que sea, como una medida cautelar, buscar una persona en Patrimonio que firme un informe diciendo que hay cosas en el Pazo que son suyas pero sin demostrarlo ni aportar ninguna justificación. Le demandamos porque no es cierto», dice con contundencia.

Lo que ha molestado a la familia Franco es que Patrimonio presente un informe aludiendo a que en el Pazo de Meirás había seis objetos que pertenecían a Patrimonio del Estado sin que el juzgado de A Coruña lo pidiera. Desde el organismo público se alegaba que estos artículos pertenecían a Colecciones Reales Españolas y, por tanto, no podrían ser propiedad de los Franco.

Los nietos del que fuera Jefe del Estado tienen esperanza en que prospere esta querella. No buscan la compensación sino «que se sepa la verdad. Que esta señora diga de dónde se saca eso, si le ha dicho su jefe que lo diga o por qué lo dice. Ha prevaricado porque como funcionaria ha presentado un informe que nadie ha pedido tergiversando las cosas y dando a entender lo que no es. Eso no podemos dejarlo pasar».

La opinión de los Franco tras su victoria con el Pazo

Caso aparte es el recurso que han ganado y que les permitirá llevarse todos los objetos del Pazo. Francis Franco explica que «nos lo esperábamos porque teníamos claro que bajo la apariencia de un ropaje jurídico habían hecho unas medidas cautelares en las que se habían incautado bienes que eran míos y que no estaban demandados», cuenta. «En este proceso se dirime es la propiedad o no del pazo de unas fincas registrales. Tendrá razón el Estado o no la tendrá, eso está apelado al Supremo, pero los muebles que están dentro es que no hay ninguna discusión», finaliza.

Francis Franco / Gtres
Francis Franco / Gtres

Lo último en Actualidad

Últimas noticias