Un tío orgulloso

La esperada opinión del duque de Alba sobre el fenómeno Tana Rivera

Duque de Alba hablando para las cámaras / Gtres
Duque de Alba hablando para las cámaras / Gtres

La última vez que el duque de Alba se dejó ver públicamente fue durante la Feria de Abril. Allí, tras una noche intensa de ‘alumbrao’ y ‘pescaíto’, Carlos Fitz-James Stuart paseó por el recinto del evento de la capital hispalense acompañado por su hijo Fernando y Sofía Palazuelo. Pero no fueron los únicos en asistir, pues Eugenia Martínez de Irujo y Francisco Rivera disfrutaron de Sevilla junto a Tana Rivera, que se convirtió en la protagonista absoluta de la Feria de Interés Turístico Internacional. 

Duque de Alba, Fernando y Sofía Palazuelo en la Feria de Abril / Gtres
Duque de Alba, Fernando y Sofía Palazuelo en la Feria de Abril / Gtres

La joven ejerció como madrina de la Exhibición de Enganches, un espectáculo de carruajes y caballos que dio el pistoletazo de salida a la festividad. La plaza de la Real Maestranza fue el escenario elegido para el debut de la hija de Eugenia Martínez de Irujo, que lució una mantilla beige y un cuerpo verde sobre una falda estampada de flores, siguiendo así la estela de su abuela, la recordada duquesa de Alba. Una jornada muy destacada que Tana Rivera nunca olvidará y donde, además, quiso rendir homenaje a dos de las personas más importantes de su vida: Carmen Ordoñez y Cayetana Fitz-James Stuart.

Tana Rivera en 'Los Enganches' / Gtres
Tana Rivera en ‘Los Enganches’ / Gtres

Allí, estuvo arropada por sus padres, que no quitaron ojo de encima a su pequeña, convertida en la absoluta protagonista del evento. Eugenia y Francisco, haciendo una vez más gala de su buena relación, se sentaron juntos para disfrutar de ese día tan especial. Quien tampoco faltaron a la cita fueron Lourdes Montes, Narcís Rebollo, los pequeños Curro y Carmen y Mauel, el joven empresario que se ha convertido en la nueva ilusión de Tana. Pero la ausencia más sonada de tan emotivo día fue la de Carlos Fitz-James Stuart que, días después ha confesado haberse sentido muy orgulloso de su sobrina.

Duque de Alba en la Feria de Abril / Gtres
Duque de Alba en la Feria de Abril / Gtres

El duque de Alba, acompañado de su hijo Fernando, ha puesto rumbo al sur para disfrutar de unos días de descanso. En la estación de Atocha de Madrid, tan cordial y amable como acostumbra a ser, ha atendido a las cámaras, respondiendo cómo está viendo a su sobrina Tana Rivera en estos días que han sido muy especiales para ella. “Estaba guapísima, ¿verdad?”, ha dicho orgulloso de ella. Y es que, para él, su sobrina como madrina de los Enganches de Sevilla lo hizo “fenomenal”. En cuanto a la pregunta de cómo pasó la Feria de Abril, el duque de Alba ha respondido: “Muy bien, muy bien. No es una feria tranquila, pero bueno, muy bien”. Sin embargo, al nombrar a su hermano, Cayetano Martínez de Irujo, el entrevistado ha cambiado de rumbo la conversación, confesando no haberle visto durante la festividad.

Duque de Alba en la Feria de Abril / Gtres
Duque de Alba en la Feria de Abril / Gtres

Y es que, aunque siempre ha sido muy hermético con su vida privada, no ha querido perder la oportunidad de deshacerse en halagos hacia su sobrina. Tana Rivera ya dio el año pasado la campanada como Reina de la Goyesca, la tradicional corrida de Ronda que organiza su padre cada año, y ahora, convertida en madrina de una de las festividades más importantes de la capital andaluza ha protagonizado su debut más esperado. La joven, haciendo gala de su saber estar, fue arropada por sus familiares y su círculo más cercano. Y si hay una sola realidad esa es que Tana Rivera está creando furor en su generación, pues se ha convertido en todo un icono de moda, saber estar y elegancia. Algo de lo que puede estar muy orgullosa su familia y el duque de Alba también.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias