Dura vivencia

El espeluznante relato de Jordi Sánchez tras superar el coronavirus

El actor que da vida al peculiar pescadero -Antonio Recio- en la mítica serie de ‘La que se avecina’, ha confesado cómo vivió las semanas en las que estuvo ingresado.

Ver vídeo

Jordi Sánchez es uno de los actores más queridos dentro de la industria del cine español. Su carisma, personalidad y, sobre todo, profesionalidad han enamorado a millones de telespectadores. El pasado 6 de marzo saltaron todas las alarmas cuando su agencia de representación lanzó un comunicado a través de las redes sociales dando a conocer el estado de salud del intérprete. “La família de Jordi Sànchez ha hecho llegar un comunicado a los medios de comunicación con el que piden el máximo respeto y privacidad al actor, después de que haya sido hospitalizado por Covid-19.
Jordi está evolucionando favorablemente y esperan poder informar muy pronto de su total recuperación”, se pudo leer en el escrito.

Pasaban los días y no había noticias de Jordi Sánchez hasta que el 9 de marzo los familiares del actor anunciaron que había salido de la UCI y que se encontraba fuera de peligro. “Estamos muy felices. Esperamos que en breve tenga el alta médica. En su nombre y en el de su familia queremos agradecer todos los cuidados que está recibiendo por parte de los profesionales sanitarios y las muestras de cariño recibidas por parte de sus compañeros, productores, directores, amigos y seguidores, así como también el respeto que han mostrado los medios de comunicación durante todo este tiempo”, dijeron por aquel entonces. Ahora, Sánchez ha hecho unas duras declaraciones sobre cómo vivió la complicada enfermemedad.

Durante una entrevista concedida al programa ‘El Suplement’, emitido por Catalunya Radio, ha explicado que estuvo en coma inducido durante 24 días y que cuando le despertaron había perdido todas las fuerzas. «No podía ni caminar ni hacer nada, ni siquiera escribir. A los dos días ya escribía y a los cuatro ya caminaba», ha contado.

Jordi Sánchez en una imagen de archivo./Gtres
Jordi Sánchez en una imagen de archivo./Gtres

El intérprete ha confesado que las semanas en las que permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos, vivió en una especie de “mundo paralelo”. «Estás tan drogado que todo lo que sueñas te parece real. Es terrible. Pierdes la noción del tiempo y alucinas. Las alucinaciones son más fuertes que los sueños. Creí que mi hijo había muerto. Incluso llegué a hacer los papeles para enterrarlo. Cuando me desperté y vi que no era cierto rompí a llorar», ha relatado el actor de 56 años.

El ganador de un Max y un Premio de la Crítica de Barcelona, se ha planteado dónde pudo contagiarse de la Covid-19, y cree que pudo ser en el trabajo. El actor ha llegado a pensar que el origen pudo tener lugar mientras estaba en el rodaje de su última película, puesto que además del suyo, hubo otros positivos en el equipo. Sin embargo, ha recalcado que han seguido en todo momento los protocolos y que se han ido sometiendo a las correspondientes pruebas, pero tal y como él mismo ha afirmado, “el riesgo sigue existiendo”.

El 17 de marzo, Jordi Sánchez volvió a celebrar la vida al ser dado de alta y superar la dolencia. «Inmensamente agradecido al Hospital Universitario Fundación Jiménez Diaz. Gracias por su talento, sus cuidados, su paciencia…Gracias por sacarme de ésta. Nunca pensé que dormir 24 días seguidos, con sus 24 noches, podía ser tan desagradable. Gracias a todos esos mensajes de amigos y compañeros, que tanto emocionan y ayudan cuando te despiertan. Y gracias a todas esas personas que, sin conocerme de nada, me han hecho llegar su cariño. Sois un regalo inmenso, queridos seguidores. Un abrazo grande para todos», escribió en su perfil de Instagram.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias