Comunicado oficial

El palacio de Mónaco revela nuevos detalles sobre el estado de salud de la princesa Charléne

Charlene de Mónaco, con su familia / Gtres
Charlene de Mónaco, con su familia en Mónaco. / Gtres

Muchos la esperaban, pero una gran mayoría sabía que sería imposible que la princesa Charlene de Mónaco pudiese asistir a la festividad de Santa Devota, patrona de Mónaco, ya que la esposa del príncipe Alberto continúa recuperándose de su debilitada salud en un centro médico especializado de los Alpes suizos en el que ingresó el pasado mes de noviembre por voluntad propia y al poco de regresar de un viaje de Sudáfrica, su país natal, que se alargó al tener que pasar por quirófano hasta en tres ocasiones a causa de una infección otorrinolaringóloga que, además, le provocó un tratable cansancio físico y emocional que aún sigue intentando sanar.

Charlene y Alberto / Gtres
Charlene y Alberto / Gtres

Pocas han sido las noticias que hemos tenido de Charlene con respecto a su estado de salud hasta hoy, que después de varios meses marcados por los rumores y la incertidumbre, su marido ha querido dar un paso más y calmar los ánimos emitiendo un comunicado en el que se ofrece la última hora del estado de salud de la princesa.

“La convalecencia de Su Alteza Real la Princesa Charlene continúa de manera satisfactoria y muy alentadora. Su recuperación, así como el seguimiento de sus cuidados bucodentales aún necesitan de varias semanas, por lo que la princesa lamentablemente no podrá asistir este año a las festividades de Santa Devota”. Estas has sido las palabras con las que el Palacio de Grimaldi ha abierto una notificación difundida durante la mañana de este jueves y con las que se ha aclarado, después de mucho tiempo, cómo se encuentra realmente la mujer del soberano. Una confesión que, como no podía ser de otra manera, ha reducido la preocupación de todos aquellos que seguían de cerca la realidad de la princesa.

Charlene de Mónaco / Gtres
Charlene de Mónaco / Gtres

“Ella está, junto a su esposo, su Alteza Real el príncipe Alberto II, muy unida a todos los monegascos y residentes con motivo de estas celebraciones. Tan pronto como su salud lo permita, la Princesa volverá a compartir momentos de felicidad con ellos. Durante este período, la pareja real pide que su vida privada y la de sus hijos sigan siendo respetados” han concluido.

Esta actualización de la primera dama monegasca se ha producido después de que el pasado miércoles se le echara en falta durante las hogueras organizadas a modo de homenaje a la patrona del Principado. Al acto sí acudieron sus hijos, su marido y su hermana Carolina. Y es que tan solo 24 horas después, Charlene también se ha convertido en la gran ausente de misa de Santa Devota celebrada, como cada año, en la Catedral de Mónaco.

La princesa junto a su familia / Gtres
La princesa junto a su familia / Gtres

Justo hoy se cumple un año desde que la princesa se retiró de la vida pública del principado a consecuencia de una seria enfermedad, ya que el último acto oficial al que acudió fue al celebrado con motivo de esta festividad. Desde entonces poco se ha sabido de su estado de salud, pero sí que su marido, Alberto de Mónaco, y sus mellizos, Jacques y Gabriella, le han realizado dos visitas durante esta Navidad de las que poco a poco hemos ido conociendo más detalles.

Se desconoce la fecha exacta en la que Charlene podrá regresar a Mónaco, pero se espera que a su vuelta no cuente con una agenda oficial como la del pasado. Si antes los compromisos y las actividades oficiales no predominaban, ahora mucho menos. Se comenta que la princesa solo acudirá a eventos significativos como la celebración de la Fiesta Nacional, o a la festividad de Santa Devota, aunque para saberlo con certeza todavía hay que esperar.

Charlene y Alberto de Mónaco / Gtres
Charlene y Alberto de Mónaco / Gtres

Lo último en Actualidad

Últimas noticias