No hay divorcio

Charlène de Mónaco se sincera desde el exilio: el motivo por el que no vuelve a casa, su enfermedad y la noticia de su divorcio

Ver vídeo

Había mucha preocupación e interrogantes sobrevolando por la residencia de los Grimaldi durante los últimos días. La impactante portada de la revista alemana ‘Bunte’, que anunciaba la separación entre Alberto II y Charlène de Mónaco, supuso un gran revuelo mediático. Como atenuante agravatorio estaba que la princesa lleva tres meses en Sudáfrica, adonde se fue el pasado mes de mayo para participar en una campaña en contra de la caza furtiva de rinocerontes. Se ha generado mucho ruido en torno al matrimonio y que ahora ella misma quiere aclarar.

Charlène ha hablado de estos y otros temas que le atañen en una entrevista con ‘Channel 24’. Cuenta que no ha podido volver a casa junto a su familia e hijos por un problema de salud que le está lastrando. Se trata de una infección de oídos, nariz y garganta. Una dolencia que se desencadenó tras haberse sometido a un levantamiento de senos paranasales e injerto óseo. No obstante, la cuñada de Carolina de Mónaco no se dio cuenta hasta que experimentó un fortísimo dolor de oídos, ya en Sudáfrica.

La complicación llega porque la princesa quiere volver junto a su marido e hijos, a quienes echa mucho de menos, pero tiene desaconsejado coger un avión: «La presión de mi oído no se estabiliza, lo que significa que no puedo volar por encima de los 20.000 pies», ha dicho en la entrevista. Es por este motivo que Alberto, Jacques y Gabriella están organizando un viaje a África del Sur para poder estar junto a su esposa y madre. Sin embargo, las restricciones por la pandemia de COVID-19 no ponen nada fácil el desplazamiento desde Mónaco a Sudáfrica, ya de por sí difícil entre dos localidades a las que separan más de 11.000 kilómetros. Para paliar esa ausencia, Charlène está haciendo videollamadas frecuentes mediante las que ve a sus pequeños.

Sin señales de divorcio entre Alberto y Charlène de Mónaco

La otra gran polémica existente en la familia es el supuesto divorcio, destapado por ‘Bunte’. Nada más lejos de la realidad. No ha habido comunicado oficial alguno por parte de los Grimaldi. La última vez que Charlène de Mónaco se ha referido a su marido fue para celebrar una fecha especial. No ha dudado en expresar públicamente sus sentimientos hacia su esposo: «Alberto es mi roca y mi fuerza y ​​sin su amor y apoyo no habría podido superar este momento doloroso». Una de las cosas que más lamentó fue no poder estar junto a su marido en un día tan señalado como el décimo aniversario de boda: «Lo que ha sido extremadamente difícil para mí fue cuando mi equipo médico me indicó que no podía regresar a casa para mi décimo aniversario de boda», explicó.

Ahora mismo, la principal ‘obsesión’ de la princesa Charlène de Mónaco es la de recuperar su salud para poder volar de vuelta a casa y demostrar que su familia no ha sufrido ruptura ninguna, que todo sigue en orden.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias