Unidos en lo solidario

EXCLUSIVA | El nuevo proyecto de Bertín y Fabiola un mes después de su separación

Look habla con Bertín Osborne y Fabiola Martínez para conocer qué planes conjuntos les siguen uniendo, cuando se cumple el primer mes desde que anunciaran su sorprendente separación.

Ha pasado un mes desde que Bertín Osborne y Fabiola Martínez comunicaran que su matrimonio había llegado a su fin. En un primer momento sorprendió sobremanera que una de las parejas más estables del panorama social separara sus caminos. Enseguida nos dimos cuenta de que la cordialidad imperaba entre ellos y que la decisión apuntaba a ser mutua. Primeras manifestaciones de uno, de otro, reuniones para decidir los repartos de bienes, abogados, nostalgia de los años de felicidad… son muchos los pasos que han dado en estas últimas semanas.

La aparente paz que reina entre ellos encuentra su mayor y mejor justificación en el proyecto más ambicioso que les mantiene ligados: la Fundación Bertín Osborne. Ambos crearon esta organización solidaria años después de que naciera su hijo Quique, que vino al mundo con una lesión cerebral debido a una infección intrauterina provocada por la bacteria Listeria. Su objetivo, apoyar y proporcionar recursos útiles a los padres de niños con daño cerebral y a toda su unidad familiar.

Fabiola Martínez y Bertín Osborne / Gtres

Aunque la Fundación lleva su nombre, Bertín delegó la presidencia en la figura de su exmujer, quedándose él con la vicepresidencia. Es Fabiola quien dirige las iniciativas y todo pasa por ella. Esto es algo que no ha cambiado con su divorcio. Llama la atención que el último proyecto de la Fundación fue el pasado mes de septiembre y se trataba del lanzamiento de una pulsera solidaria corporativa, para recaudar fondos y cuyo precio era 6,95 euros más gastos de envío. Desde entonces no han realizado ninguna actividad.

Look ha tratado de esclarecer si el divorcio entre Bertín Osborne y Fabiola Martínez iba a paralizar los proyectos de la Fundación. Para ello ha contactado con el exmatrimonio. La primera llamada tiene lugar a la presidenta. La venezolana nos atiende con su amabilidad habitual y nos explica que su separación no ha hecho mella en su legado conjunto pero que la pandemia les ha frenado: «Actualmente estamos trabajando duro para seguir ayudando a las familias desde esta nueva realidad que no ha plantado el COVID… no queda otra que adaptarse a los cambios».

Fabiola Martínez es la presidenta de la Fundación Bertín Osborne / Gtres
Fabiola Martínez es la presidenta de la Fundación Bertín Osborne / Gtres

El próximo proyecto de Bertín Osborne y Fabiola Martínez es crear una Escuela de Capacitación «para familias de personas con necesidades especiales. Pondremos a disposición profesionales, vinculados a la discapacidad especializados en diferentes ámbitos, de forma gratuita», nos cuenta ella. No obstante, no se atreve a pronosticar fecha de inicio: «Todavía no está activa porque estamos terminando de crear esta plataforma online. Y no puedo adelantar más. Aún en proceso de cerrar expertos, etc….».

La enigmática respuesta de Bertín Osborne

Durante la conversación, le preguntamos si el presentador de ‘Mi Casa es la Tuya’ va a estar implicado en estos proyectos y Fabiola responde con sorpresa: «¿Cómo no va a estar implicado si es su Fundación?». Sin embargo, la respuesta de Bertín Osborne a este digital respecto a su labor en la organización a la que da nombre dejaba dudas: «Todo eso lo lleva Fabiola, tendrías que hablar con ella».

¿Desinterés o galones a Fabiola? Para aclararlo, Look se ha vuelto a poner en contacto con ella para preguntarle por estas declaraciones de su exmarido. Martínez aclara que no hay ningún tipo de problema y que la actitud de Bertín está previamente pactada: «No es desinterés te lo aseguro, es prudencia. Él no está en el día a día y a veces le he llamado la atención porque todo lo cuenta, todo lo dice a su manera y con la fundación se manejan situaciones muy delicadas con las que tenemos que ser muy respetuosos», explica.

Fabiola nos pone un ejemplo de situación en la que Bertín ha cruzado la línea: «En el programa ‘Mi casa es la tuya’ él intentó sacar el tema del autismo y solo por utilizar términos inadecuados las asociaciones se le echaron encima. Yo mismo tengo que tener cuidado cuando utilizo el término discapacidad o discapacitado, nunca me escucharas decirlo así, siempre digo persona con necesidades especiales o en casos puntuales personas con discapacidad porque aunque estemos haciendo cosas para ayudarlos la fuerza mediática que podemos ejercer echa por tierra trabajo de años reivindicándose, y les sienta mal u ofende. Así que para no meter la pata, te dice que mejor lo hables conmigo». Más claro, agua.

En el resto de aspectos, Fabiola y Bertín siguen caminos separados. Él se marchó al sur de España y ella se ha quedado en Madrid trabajando. A comienzos de año anunciaba  en sus redes que se había matriculado en un máster de doble titulación. Aunque en su momento dejó la carrera de Medicina, no ha retomado estos estudios universitarios, sino que se ha decantado por Administración y Dirección de Empresas, carrera que además combina con un máster en Coaching, Inteligencia Emocional y Programación Neurolingüística.  La fundación, sus hijos, los estudios… ¿de dónde saca tiempo para todo? «Organizándome y con unos padres que valen su peso en oro», nos dice.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias