Bárbara Rey, cronología de un secreto a voces

Bárbara Rey vuelve a estar en el punto de mira por su relación con el Rey Juan Carlos. La Mesa del Senado ha aceptado la solicitud realizada por un senador de Compromís, para que comparezca en la Cámara Alta con el objetivo de «explicar las informaciones que apuntan a que recibió dinero público de fondos reservados para que no hiciese públicas sus presuntas relaciones con supuestos cargos del Estado». La propuesta busca que la actriz “explique la veracidad de las informaciones publicadas según las cuales supuestamente recibió por parte de personas del entonces CESID, u otros altos estamentos del Estado ingentes cantidades de dinero público de fondos reservados y posibles prebendas como la contratación por parte de una televisión autonómica”.

El Rey Juan Carlos en una imagen de archivo con Felipe VI / Gtres

Según recalca el senador, “estamos hablando de una enorme malversación de fondos reservados que, por muy materia de secreto de Estado, no pueden estar destinados nunca a comprar el silencio de las aventuras del monarca emérito”. Una petición que se ha hecho en parte basada en la historia que se detalla en el libro El jefe de los espías, que contiene información del archivo secreto del que fuera director del CESID Emilio A. Manglano, según el cual, don Juan Carlos se refería en ocasiones a Bárbara Rey como ‘la parienta’.

A diferencia de otras ‘amigas’ del padre de Felipe VI como Marta Gayá, que siempre ha preferido estar en un discreto segundo plano, el caso de Bárbara Rey no se caracteriza especialmente por la discreción, de hecho, fue hasta un secreto a voces que ninguna de las partes ha confirmado abiertamente.  Se cuenta que el padre de Felipe VI y la artista se conocieron durante la Transición y que entre ellos surgió una especial amistad

Bárbara Rey
Bárbara Rey en una imagen de archivo con Ángel Cristo / Gtres

Supuestamente mantuvieron un romance con altibajos hasta el año 1994, fecha en la que don Juan Carlos decide romper. Según el libro de Manglano, es Bárbara la que empieza a chantajear al monarca que, al parecer, le pagó veinticinco millones de pesetas, se le consiguió un contrato en TVE y se acordó pagarle otros seiscientos millones en diez años con dinero del CNI.

En el año 1997 la artista denunció ante las autoridades que había sufrido un robo en su casa en una exclusiva urbanización de la zona norte de Madrid. Según apuntó entonces, a Bárbara le sustrajeron una serie de «carretes de fotografías, documentos y cintas de vídeo que implicaban a altas personalidades del Estado». La vedette puso en el punto de mira a Manuel Prado y Colón de Carvajal, anterior administrador privado de Juan Carlos I, pero nunca se pudo probar su implicación en el robo. Fue el principio de una serie de teorías y elucubraciones que hoy han llegado hasta la Cámara Alta.

Bárbara Rey
Casa de Bárbara Rey en Madrid / Gtres

La propia Bárbara Rey ha alimentado los rumores durante años, insinuando un presunto romance con el que fuera jefe del Estado, pero sin hacer referencias directas a él ni desmintiéndolo tampoco:  “lo diré si yo quiero, porque me pertenece controlar lo que siento”, dijo en una entrevista en Mediaset. “Hay personas a las que se le tiene un aprecio y cariño, lo que no quiero es hacerles daño ni aprovecharme en momentos difíciles”, recalcó entonces. Habrá que esperar a qué punto llega este nuevo frente abierto para el Rey.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias