Momentos complicados

Así ha sido la vida de Ana Obregón tras la muerte de su hijo

La presentadora ha estado alejada del foco mediático durante meses y se ha refugiado en sus redes sociales, donde ha rendido homenaje el eterno luchador.

El artístico homenaje de Ana Obregón a Aless Lequio con tintes solidarios

Ana Obregón comparte un recuerdo que haría feliz a Álex Lequio

Ver vídeo

Ana Obregón ha sufrido el mayor mazazo de su vida. El 13 de mayo de 2020 su hijo, Álex Lequio, perdía la vida tras dos años luchando contra el cáncer. Una noticia que dejó completamente abatida a la presentadora. Motivo por el cual tomó la decisión de tomarse su tiempo, recuperarse y vivir el duelo. “Se apagó mi vida”, fueron las primeras palabras de la intérprete de Ana y los 7 tras tener que despedirse del joven emprendedor. A partir de ahí, Ana no fue la misma. Con el paso de los días, encontró su refugio en las redes sociales donde cada vez que ha tenido fuerza ha querido homenajear al fundador de Polar Marketing. Lo ha ido haciendo a través de emotivas fotografías acompañadas de un texto de lo más cariñoso. “Mi querido hijo. Se que nunca te ha gustado que hable de ti públicamente, perdóname, me lo pide el corazón y ahora que tengo un poquito de fuerzas tenía que agradecer los cientos de miles de mensajes de cariño y admiración hacia ti.
Hasta que un día apareció la palabra “cáncer» en nuestras vidas.
Has luchado valientemente dos años contra esa maldita enfermedad con una sonrisa, colaborando con fundaciones, ayudando y animando con tu sentido del humor a todos los que también la padecían. Te convertiste en su ejemplo. Demasiado noble, generoso, solidario, Único y grande para caber en este mundo”, escribió la actriz en una ocasión.

Debido a las restricciones sanitarias causadas por la Covid-19, los funerales fueron suspendidos cuando Álex murió, por lo que sus amigos y familiares tuvieron que esperar para darle la despedida que se merecía. Sin duda, un momento muy importante para Ana Obregón, que tuvo un bonito gesto con los medios de comunicación al saludarles llevándose la mano al corazón. El 30 de junio fue cuando tuvo lugar la despedida al joven. Se celebró en la parroquia de Nuestra Señora de la Moraleja de Madrid, muy cerca de la vivienda en la que siempre ha residido la familia. Hasta el lugar se acercaron todos aquellos que habían formado parte de la vida del hijo de Ana y Alessandro. Entre los rostros conocidos asistieron se encontraban, Boris Izagüirre, Terelu Campos, Luis Rollán, Ramón García y su mujer, Patricia, Fiona Ferrer, Alejandra Rubio, Susana Uribarri, entre otras.

Ana García Obregón se enfundó en un vestido midi de vuelo con gasa en las mangas de Alejandro de Miguel. Un diseño que tenía una gran y enternecedora historia detrás. Resulta que el modelo que lució Ana fue una réplica exacta de uno que ya tenía. Un día viendo fotografías de cuando la intérprete estaba embarazada, Álex quedó impactado por una imagen en la que salía su madre con uno muy similar. Momento que se le quedó grabado a la actriz para siempre.

Ana Obregón en el funeral de Álex Lequio./Gtres
Ana Obregón en el funeral de Álex Lequio./Gtres

En silencio y a través de la pantalla, Ana iba contando cómo se sentía hasta que llegó uno de los momentos más esperados: su reaparición en los medios de comunicación. Lo hizo para despedir el 2020 junto a Anne Igartiburu. Juntas, se convirtieron en las presentadoras de las Campanadas de RTVE. “Mi primer día de grabación en casi un año para la promoción de las campanadas. Creí que iba a ser difícil salir de casa, sonreír, cambiar el luto por un maravilloso vestido y joyas, maquillarme, volver a mi profesión y a la vida. Pero tú, mi Aless, me distes fuerzas…”, escribió en sus redes sociales en una imagen en la que aparecía deslumbrando con un precioso vestido dorado.

Con el paso de los meses Ana ha sacado todas sus fuerzas para poder retomar algunos de sus compromisos profesionales. Después del exitazo de las pasadas Campanadas, este año repite junto a Igartiburu, además también presentará junto a Boris Izaguirre Telepasión. Ana vuelve a sonreír gracias al cariño de los suyos y por supuesto, de su inseparable amiga Susana Uribarri, quien la ha tenido la mano todo este tiempo. Ambas ha recorrido juntas las calles de la ciudad eterna, Roma. En verano hicieron un viaje sanador para Ana, experiencia que ha repetido hace unos días.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias