VERANO COMPLICADO

Ana Obregón se refugia en Mallorca tras su año más doloroso

La actriz ha viajado a la casa familiar acompañada de su hermana Amalia

Ver vídeo

Mallorca es su refugio y, a pesar de la época tan complicada que atraviesa, Ana Obregón no ha querido faltar a su cita con la isla en la que ha pasado los mejores veranos en familia. Y, aunque las ausencias de su hijo Álex de su madre, Ana María, pesan demasiado, la polifacética actriz se ha trasladado hasta allí en la mejor compañía. Su hermana Amalia ha sido la encargada de acompañarla en este primer viaje tras la pérdida de la matriarca del clan. Todos están volcados con ella, que aún sigue viviendo el duelo por la pérdida de su único hijo y ahora también tiene que lidiar con el adiós a su madre, a la que todos estaban muy unidos.

Ana Obregón, Amalia Obregón
Ana ha viajado a Mallorca acompañada de su hermana Amalia/Gtres

Ana ya está en El Manantial, la casa que los García Obregón tienen en la Costa de los Pinos. Pero no se ha encerrado en busca de tranquilidad. La bióloga se ha dejado ver visitando un centro deportivo cercano al domicilio, donde llegó ataviada con ropa de sport, leggins, zapatillas, gorra y una camiseta con un sentido mensaje: «Siempre un ángel», se puede leer en la misma.

En su casa de Mallorca vivió el último verano de Álex cuando todo parecía indicar que había superado el cáncer. Allí inmortalizaron algunos de los momentos más divertidos en la piscina, que luego compartió con sus más de 790.000 seguidores en Instagram.

Ana Obregón
El deporte es una de las actividades que ha retomado/Gtres

Y es precisamente en sus redes sociales donde se está notando su ausencia. Su última publicación data del 28 de mayo, una semana después del fallecimiento de su madre. Una imagen en la que aparece junto a ella y su hijo Álex y donde escribe un mensaje desgarrador: «Hoy me desperté totalmente convencida de que estos 3 últimos años de mi vida habían sido una pesadilla. Respiré profundamente llena de felicidad. Agradecí al Universo de corazón por la suerte de hijo, padres, familia y amigos que tenía», comienza escribiendo.


«Esperé como siempre en mi cuarto tus buenos días dibujados en la sonrisa más bonita del mundo, lleno de salud y genialidad. Tenía infinitas ganas de achucharte por la maldita pesadilla que había tenido. Esperé la llamada de mi madre para ver si iba a comer con ellos como solía hacer casi todos los días cuando no trabajaba. Esperé…La realidad me pegó una bofetada. Me gustaría soñar esta noche que os tengo cogidos de la mano y no despertar nunca», termina diciendo junto a un emoticono de un corazón roto.

Han sido tres años muy duros para la presentadora, desde que a su hijo le diagnosticaron un cáncer. Poco se sabía del estado de salud de Álex Lequio, que viajó a Estados Unidos acompañado de sus padres, hasta que ellos mismos confirmaron, en sus redes sociales, lo que estaba ocurriendo. El joven empresario estaba en Nueva York siguiendo su tratamiento en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, que dirigía el doctor Baselga.

Tras las buenas noticias, hubo varias recaídas hasta que el 13 de mayo de 2020, Álex murió en Barcelona. Fue un durísimo varapalo para toda la familia. El hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio fue un auténtico ejemplo de lucha desde que se le diagnosticó su enfermedad. Y aunque la protagonista de ‘Ana y los siete’ sigue intentando vivir con las ausencias de dos de las personas más importantes de su vida, sus mensajes en redes sociales no son nada esperanzadores.

 

 

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias