¿Sabes circular en un rotonda? Así debes hacerlo

¿Sabes circular en un rotonda? Así debes hacerlo
rotonda1

Seguro que al pasar por una rotonda más de una vez te has preguntado cómo puede ser que no sucedan más percances entre conductores. Se trata de un territorio en el que se impone la ley del más fuerte. Por lo general el que llegue primero, aunque solo sea por unos metros de ventaja, gana la «carrera» y tiene derecho a seguir su camino. Y parece que importa poco si lo hace por el carril derecho, el izquierdo o se marca directamente un recto despreciando al resto de conductores.

Lo cierto es que todavía hoy son pocos los conductores que tienen claro las normas básicas para circular dentro de una glorieta. Dudan, por ejemplo, a la hora de si pueden acceder a ella por el carril interior o acerca de cuándo deben utilizar los intermitentes.

No te preocupes, en las siguientes líneas encontrarás un manual de uso fácil para poder presumir de ser un buen conductor en las rotondas de nuestro país, que no son pocas.

¿Por qué carril entro a la rotonda?

Supongamos que tenemos una glorieta con dos carriles de circulacion. La norma dice que tu obligación como conductor es circular siempre por la derecha, así que deberás respetar la ley e incorporarte por el carril exterior.
Pero ojo, con esto no queremos decir que nunca puedas acceder a una glorieta por el carril interior. De hecho, si observas que la circulación es muy densa y hay muchos vehículos en el carril exterior que no te de apuro entrar por el carril de la izquierda. De esta manera ayudarás a que el tráfico sea más fluido y se produzcan menos retenciones.

¿Por qué carril salgo de la rotonda?

rotonda

Muy bien. Ya sabemos que para acceder a una rotonda hay que hacerlo por el carril exterior, salvo que las circunstancias del tráfico nos recomienden hacerlo por el de la izquierda. Pero una vez dentro de la rotonda, ¿qué carril hay que escoger para salir de ella? ¿Se puede hacer desde el interior?

Pues bien aquí debes olvidarte de utilizar el carril exterior a tu antojo. La norma dice claramente que la salida debe efectuarse desde el carril exterior, por lo que si hemos entrado a la rotonda por el interior, debemos situarnos en el de la derecha lo antes posible y antes de tomar la salida. Aquí es donde debemos hacer uso de los intermitentes.
Pero claro, el acceder a una rotonda por el carril interior conlleva el riesgo de que al tomar la salida el carril de la derecha esté ocupado y no podamos situarnos en él con facilidad. Si esto ocurre no te detengas, da una vuelta más a la rotonda y colócate en el carril exterior en cuanto sea posible.

Cómo utilizar los intermitentes en una rotonda

Posicion al volante

Aquí vuelven a surgir diversas dudas. La más común es: ¿debo poner el intermitente de la izquierda si voy a tomar otra salida que no sea la primera? Pues bien el uso de los intermitentes en la glorieta debe ser menor de lo que pensamos generalmente.

¿Cuántas veces hemos visto a un conductor que circular por el carril interior tocar el cláxon a otro que circula por la derecha y continúa girando en la rotonda mientras que el primero quiere tomar la primera salida? Debes saber que el conductor situado en el carril exterior y que se mantiene dentro de la rotonda hasta coger una de las últimas salidas y no tiene activado el intermitente izquierdo realiza una maniobra correcta.

El intermitente solo debe usarse para indicar que se va a tomar una salida a la derecha, y se debe hacer una vez hayamos dejado atrás las salidas que no queremos tomas, para evitar confusiones.

Lo último en Motor

Últimas noticias