Moda

Los zuecos de Stradivarius de borreguito más cómodos para teletrabajar o estar en casa

Si estás buscando un zapato cómodo para teletrabajar o estar en casa, Stradivarius tiene unos zuecos impresionantes.

Los zuecos de Stradivarius de borreguito más cómodos para teletrabajar o estar en casa
Los zuecos de Stradivarius de borreguito más cómodos para teletrabajar o estar en casa

Si estás buscando un zapato cómodo para teletrabajar o estar en casa, Stradivarius tiene unos zuecos impresionantes. El borreguillo de esta pieza es su carta de presentación. Como si fueran dos nubes sobre las que posamos nuestros pies, la sensación es la misma. Los zuecos son el calzado de la temporada en tiempos de pandemia. Un zapato plano que nos sirve incluso para ir a sacar la basura o tomar algo, para recorrer la oficina de un lado a otro o hacer vídeo llamadas desde el balcón. Estos zuecos de Stradivarius de borreguito son perfectos para teletrabajar y disfrutar de unas largas jornadas en casa.

Stradivarius tiene los zuecos más cómodos para teletrabajar

Estos zuecos son uno de los más deseados por las empresarias de medio mundo. Un zapato lleno de buenas sensaciones que tiene un diseño de lo más práctico. En estos días de pandemia nada mejor que una pieza de estas características que sean capaces de hacernos caminar hasta el infinito y más allá, por casa o fuera de ella. Disponibles en todas las tallas son uno de los zapatos planos nuevos más originales de la temporada que arranca en Stradivarius. Los zuecos son uno de los calzados más antiguos, su nombre proviene del latín “soccus”. Poseen varios nombres almadreña o madreña, la albarca o abarca, la galocha y la zoca gallega, inicialmente se fabricaban de forma artesanal, aunque esta pieza de Stradivarius lo parece, no está hecha a mano.

Este tipo de diseño es uno de los más usados por su comodidad. Para todo tipo de pie, gracias a esta pieza de Stradivarius podremos disfrutar de unos paseos sin miedo a nada. El dolor de pies si se nos hinchan o sufrimos de mala circulación se minimizará. Son bastante anchos y ligeros, dos de los elementos que debemos tener en cuenta a la hora de comprar un zapato que nos resulte cómodo.

El borreguito le añade calidez a este zapato. Este tipo de cobertura se usa tanto en interior como en exterior. Es como llegar subidos encima de dos nubes, el tacto es increíble y son calentitos, pero sin pasarse. Ahora en invierno los podemos llevar con un calcetín y durante la primavera nos servirán para esas noches frías o esos paseos por casa cuando aún no hayamos prescindido del todo de la calefacción.

La hebilla dorada le dan un toque lujoso. La mayoría de los zuecos que hemos visto en tiendas son básicos, este modelo en concreto posee una hebilla que rompe con la estética blanca y le da un poco más de luz. Es un elemento puramente decorativo, no añade nada más que un punto focal, sin cumplir con ninguna función. La parte superior es la que es sin ajustarse de ningún modo, ya son bastante anchos.

Se adaptan perfectamente al pie. Los suecos deben ser un calzado seguro. Es importante que se adapten bien al pie y no se salgan de ningún sitio. La parte delantera es perfecta en todos los sentidos, no pesa y se ajustará, dejando el talón al aire, sin que se salga en ningún momento. Unos zuecos seguros como estos, son un buen calzado para trabajar, sentada o de pie, caminaremos perfectamente sobre cualquier superficie.

El color blanco es más limpio de lo que parece. Aunque el borreguito blanco parezca que se ensucie con demasiada facilidad, la realidad es que se limpian en un abrir y cerrar de ojos. Conseguiremos el acabado perfecto con la ayuda de un paño húmedo o directamente los ponemos en un cuenco con agua y detergente. Frotamos hasta que queden limpios. La ventaja de este tejido es que además de calentito puede limpiarse bien.

Tienen un precio de 25,99 euros. Stradivarius pone a la venta este increíble calzado a un buen precio que no podemos dejar escapar. Menos de 30 euros para unos zuecos de lujo. Los acabados y la durabilidad de estos materiales los convierten en una buena inversión para este tipo de calzado. El diseño clásico los hace totalmente atemporales, nunca pasarán de moda, siempre serán bonitos.

Si estás buscando unos zuecos distintos de los que tiene todo el mundo y sean fáciles de llevar y con un estilo atemporal, los de Stradivarius son los mejores. Antes de que esta pieza se agote o empiecen a faltar tallas, es el momento de hacerse con ellos. Es un buen regalo o autorregalo para la lista de deseos de San Valentín. Una opción ideal para caminar cómodamente por casa o fuera de ella y trabajar pudiendo recorrer la casa, la oficina o cualquier parte del mundo sin sufrir dolor de pies. Cuida una de las partes más importantes del cuerpo con un calzado cómodo, los suecos son desde hace siglos una apuesta segura, estos de Stradivarius no son artesanales, aunque lo parecen. Esta pequeña obra de arte será uno de los éxitos de ventas de esta temporada.

Lo último en Estilo

Últimas noticias