CUIDADO DE LA PIEL

Seis efectos visibles del frío en tu piel que tienes que combatir

Las bajas temperaturas hacen que la piel sufra en exceso y por eso es especialmente importante tomar medidas al respecto

Cuidado de la piel con el frío
Cuidado de la piel con el frío

La borrasca Filomena ha dejado imágenes inolvidables en todo el país. Calles cubiertas de nieve y paisajes que no podíamos haber imaginado que nos han regalado momentos entrañables, pero que también han generado el caos y el desorden en diferentes puntos de nuestro país. A pesar de que para muchos, la nieve supone una estampa idílica difícilmente repetible, lo cierto es que son muchos más los inconvenientes que su presencia genera que las ventajas que supone. Al margen de las cuestiones más graves, como la congelación de las tuberías, las personas atrapadas, los derrumbamientos o los accidentes, hay otros temas de índole más particular, entre los que se encuentran los efectos que el frío puede causar en nuestra piel. Un tema al que tenemos que prestar atención si queremos evitar daños posteriores.

El frío y las bajas temperaturas exteriores además de la disminución de la humedad relativa ambiental, junto a la calefacción y los cambios drásticos de temperatura en las zonas interiores, tienen un importante efecto en la piel e incluso puede provocar fuertes alteraciones de distintas características. Por este motivo, ante los cambios en el clima es imprescindible adaptar nuestras rutinas cosméticas para evitar que desemboquen en desequilibrios a corto plazo.

Piel
Es importante cuidar la piel con las bajas temperaturas / Gtres

Con los cambios de tiempo y en especial en época de frío y bajas temperaturas la piel sufre mucho y estas son las cuestiones a las que más atención debemos prestar:

-Deshidratación: debido a esta alteración de la epidermis se pueden empezar a acusar más las líneas de expresión, la descamación e incluso se puede llegar a sentir picos. Ante esto, es importante una buena hidratación y nutrición de la piel.

-Sequedad: supone una importante pérdida de lípidos, ya que las glándulas sebáceas ralentizan su producción, el estrato córneo se ve debilitado debido a estas agresiones y la piel pierde la capacidad de retener la hidratación. Los aceites son perfectos para combatir la sequedad.

Piel
Existen productos específicos para combatir la sequedad ante el frío / Gtres

-Piel apagada: debido a la vasoconstricción de los capilares cutáneos, que lleva implícita una deficiente circulación de oxígeno y nutrientes a nuestra piel. Las texturas en sérum contribuyen a frenar los síntomas de una piel apagada.

-Piel áspera y descamada:  el ciclo de renovación celular se vuelve más lento, lo cual genera un proceso de descamación y un tacto de piel áspera.

-Labios y contorno de ojos: hay que prestar atención a los labios y a la zona del contorno de los ojos, muy sensibles a los cambios de tiempo. Los labios se agrietan sufren sequedad e incluso descamación, al igual que la piel del contorno de los ojos. Es importante no humedecerlos con la lengua, ni morderlos porque provocará que empeoren, sino recurrir a bálsamos o vaselinas para protegerlos.

-Envejecimiento prematuro de la piel: el estrés ambiental provoca una respuesta inflamatoria de la piel, oxidación celular, emisión de radicales libres. Por este motivo es imprescindible el aporte de activos antioxidantes que bloqueen este proceso.

Piel
Si no ponemos remedio, podemos provocar envejecimiento prematuro de la piel / Gtres

En líneas generales estas son las cuestiones fundamentales a las que hay que prestar atención en momentos de bajas temperaturas para evitar que la piel sufra en exceso. Sin embargo, cada rostro es un mundo y tiene sus propias características, a lo que hay que añadir el estilo de vida y las circunstancias particulares de cada persona. Por ejemplo, las personas con acné pueden ver su afección empeorar con el frío, ya que la piel tiende a segregar más grase para combatir las bajas temperaturas y esto genera aún más sequedad, por lo que es necesario insistir en la limpieza. Aquellas personas que sufran de enfermedades cutáneas pueden sufrir dolor y enrojecimiento, mientras que las pieles sensibles pueden verse afectadas por las denominadas telangiectasias.

Lo último en Estilo

Últimas noticias