Lujo

Agotadas

Descubre cómo son las chanclas más lujosas (y caras) del mundo

Así son las chanclas más lujosas / Beechic
Así son las chanclas más lujosas / Beechic
Comentar

Cada día que pasa, la apuesta por el lujo por parte de fabricantes y consumidores es más decidida. La aparición de la generación millennial y la constante evolución de la tecnología alimentan un sector al alza. No obstante, por muchos avances que haya en la era digital, hay elementos que siempre irán asociados a él, como las joyas. Lo que nunca nos hubiéramos imaginado es que se podrían llegar a incluir en unas chanclas. ¿Quieres saber quién lo ha hecho?

Virtuosa / Beechic
Virtuosa / Beechic

La firma italiana Beechic, especialista en el diseño de chanclas de primerísima calidad, ha revolucionado el mercado del lujo lanzando a la venta las consideradas como más caras del mundo. Se trata del modelo Virtuosa y su valor asciende a los 300.000 €, un artículo de corte romántico y que, lejos de ser convencionales, son chanclas joya.

Precisamente es esto lo que empieza a desequilibrar y a entender el porqué de su alto precio. Y es que están decoradas en su parte superior con nueve zafiros y tres diamantes engarzados en oro, además, se venden con una garantía de por vida, 100 años.

Virtuosa / Beechic
Virtuosa / Beechic

Pero atentos, porque lo mejor no es esto. Si decides que no quieres llevar más las joyas en tus pies y que te quedarían mejor como un bonito collar, Beechic se encarga. Basta con que envíes tus chanclas a la central de la marca italiana para hacerlo realidad. Ellos se ocupan, junto a Arezzo, de quitar las joyas y transformarlas para que puedas utilizarlas como complemento de moda.

Collar Beechic
Collar Beechic

El gran mérito de esta compañía es convertir un objeto casi cotidiano del verano como las chanclas en un artículo de verdadero lujo. La presencia de los diamantes les da un toque chic al que es muy difícil resistirse. Se antoja difícil aventurarse a afirmar que vale lo que hay que pagar por ellas, pero de buena tinta sabemos que la exclusividad y la calidad hay que pagarla.

Últimas noticias