cabello

¿Cabello seco o dañado? Descubre qué le sucede a tu melena

¿Cabello seco o dañado? Descubre qué le sucede a tu melena
¿Cabello seco o dañado? Descubre qué le sucede a tu melena

Aunque por lo general sabemos reconocer un cabello bonito o cuidado cuando lo vemos porque cumple una serie de requisitos ideales -se ve limpio, brillante, desenredado, con movimiento, tiene las puntas sanas y no muestra señales de encrespamiento-; a menudo se nos hace más difícil identificar cuál es el problema de una melena que no consideramos bonita. Descubre si se trata del cabello seco o dañado.

Si vemos un pelo que carece de un par de esas características, solemos simplemente pensar que no está del todo bien cuidado o que difícilmente puede aspirar a ser mejor.

¿Se trata simplemente de un problema de sequedad o está dañado?

Aunque es muy común no saber distinguir entre si nuestro pelo está seco o dañado porque ambos tienen un aspecto similar (opaco, con frizz y sin movimiento), es posible averiguarlo con certeza mediante una prueba que no suele fallar.

Así que si no tienes claro si tu melena es seca por naturaleza o si ha habido algún proceso de calor o de tinte que la ha estropeado, lo que debes hacer es tomar una hebra de cabello mojado y tirar suavemente de ella desde cada extremo.

Si al hacerlo el pelo logra extenderse pero no regresa a su longitud original, significa que simplemente está un poco seco, así que necesitará un tratamiento pensado para cabellos deshidratados.

Pero si no se extiende o lo hace muy poco antes de romperse, se trata de un pelo carente de proteínas que efectivamente está dañado.

Esta comprobación suele funcionar porque cuando el pelo está perfectamente sano, al estirarlo comprobamos que este logra extenderse hasta alrededor de un tercio y luego vuelve como si nada a su longitud original, así que si este no es tu caso sigue leyendo para descubrir cómo solucionar cualquiera de los dos problemas que hemos comentado anteriormente.

A veces no está tan claro diferenciarlo porque la sequedad se puede confundir con un cabello con puntas abiertas y realmente dañado, es decir, que necesita de una reparación tota.

Hidratación, la base de ambos problemas

Sea como sea, para tratar ambos: el cabello seco o dañado lo ideal es hidratar el pelo con diversidad de productos que hay o bien bebiendo mucha agua. Verás como poco a poco está mucho mejor, ahora bien es más fácil reparar el cabello seco que el dañado porque esto necesita de un tratamiento que puede ser más o menos largo.

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias