MÁS VALE TARDE

La venganza del príncipe Guillermo

La Justicia francesa por fin da la razón al duque de Cambridge

El príncipe Guillermo / Gtres
El príncipe Guillermo / Gtres

Dicen que la Justicia es lenta pero segura y que en esta vida todo se paga. En este caso, ha tardado seis años. Fue en el verano de 2012 cuando unos paparazzi pillaron a Kate Middleton en topless durante unas vacaciones junto al príncipe Guillermo. Ningún medio británico se ha atrevió a publicar las imágenes, pero la revista francesa Closer se aventuró a dar la exclusiva. El atrevimiento le ha salido caro. El duque de Cambridge no podía consentir que invadieran su privacidad de esa manera, sobre todo, porque a su memoria volvieron la terrible secuencia de fotografías del coche en el perdió la vida su madre, cuya vida estaba constantemente expuesta a los medios.

Hace veinte años, los fotógrafos que perseguían a Diana y a Dodi justo antes del accidente fueron culpados de la tragedia. La propia Lady Di dijo en alguna ocasión que temía por su vida por los riesgos a los que se exponía a diario por huir de los fotógrafos. Es cierto que ellos no tuvieron la culpa de la colisión pero… ¿y si no hubieran ido detrás buscando la tan ansiada imagen? Guillermo nunca ha dejado de preguntárselo. Por todo esto, cuando el Duque vio a su mujer en topless en la portada de la revista francesa no pudo quedarse sin hacer nada.

Diana de Gales en Barhain / Gtres

La Justicia le ha dado la razón. En la primera instancia del caso se leyó una carta del propio Príncipe en la que expresaba que los hechos eran muy dolorosos para él porque le remitían directamente al acoso que provocó la muerte de su madre. Algo que ha pesado en la decisión del Tribunal de Apelación de Versalles. Ayer se confirmaba la multa que el pasado año se había establecido:  la redactora jefe y el director de la revista tendrán que indemnizar con 45.000 euros cada uno a los duques de Cambridge, y se mantienen los 5.000 euros que cada uno de los fotógrafos debe abonar. Además, la revista Closer debe pagar una indemnización de 100.000 euros, una cantidad muy inferior al millón y medio de euros que en principio habían pedido Kate y Guillermo. Una cantidad que los Duques tienen intención de donar a diferentes causas benéficas.

Una fecha especial

La confirmación de la sentencia se ha producido un día después de que Guillermo visitara Birmingham para el 30 aniversario del Hospicio de Acorns, una organización benéfica que ayuda a bebés, niños y jóvenes con enfermedades y discapacidades con baja esperanza de vida. Fue precisamente su madre, Diana de Gales quien inauguró el centro en 1988 cuando era uno de los pocos centros dedicados a estas cuestiones. Una vez más, el recuerdo de Lady Di está más vivo que nunca

El Príncipe durante la visita / Gtres

Lo último en Casa Real

Últimas noticias