A PUNTO DE LOS 40

El futuro de Camilla Parker, ‘en manos’ de Guillermo

El príncipe Guillermo celebrará un cumpleaños discreto con la mirada puesta en el próximo aniversario de Diana de Gales y con los británicos apostando por un cambio en la sucesión.

Ver vídeo

Nunca un cumpleaños tuvo un sabor tan agridulce. El príncipe Guillermo soplará 39 velas en uno de los momentos más difíciles para la Corona. A pesar de la buena salud de la reina Isabel, los últimos meses han sido muy complicados para ‘La Firma’. La muerte del duque de Edimburgo el pasado mes de abril ha supuesto un duro golpe para los Windsor, a lo que hay que sumar la delicada situación que se ha generado en torno a los duques de Sussex, que desde hace algún tiempo no son miembros de facto del clan.

Guillermo

La monarca ha trasladado su residencia oficial al Castillo de Windsor y, a pesar de que ha delegado varios compromisos tanto en el príncipe Carlos como en el propio Guillermo, la posibilidad de abdicar se antoja impensable. Su compromiso con la institución es tan férreo que lo mantendrá hasta que las fuerzas le fallen. De hecho, está previsto que el próximo año celebre su Jubileo de Titanio, lo que la convierte en la soberana británica más longeva. Todo un hito.

En esta situación y con la pandemia de por medio, la presencia pública de los Cambridge se ha visto incrementada notablemente, hasta el punto de que muchos ven en Kate y Guillermo los sucesores naturales de la reina Isabel, por encima de Carlos. Y es que su capacidad para conectar con los británicos ha supuesto un soplo de aire fresco en una institución un tanto caduca.

En apenas unas semanas, el duque de Cambridge participará en el homenaje en el Palacio de Kensington en recuerdo de su madre, por el que hubiera sido su sesenta cumpleaños. Una fecha señalada en la que se reencontrará con su hermano Harry después de los desencuentros de los últimos tiempos y a la que de momento, parece que solo asistirán ellos dos.

Guillermo

En este contexto, con Carlos de Inglaterra pasados los setenta años y con la etiqueta de eterno heredero, son muchos los que ven en Guillermo el sucesor natural de la Reina. Un relevo generacional que no podría producirse de no ser que el príncipe de Gales abdicase la Corona en el momento de la muerte de la Reina, o bien que renunciase a sus derechos al trono. Una decisión más compleja aún, ya que podría repercutir en los propios derechos dinásticos de sus hijos.

Al margen de cuestiones de legitimación y otras especulaciones, la realidad es que es poco probable que Guillermo acceda al trono como alternativa a su padre. Lo que sí ocurrirá en algún momento es que el hoy duque de Cambridge se convierta en príncipe de Gales y más tarde en rey. De la misma manera, cuando él acceda al trono, lo propio es que su hijo mayor y heredero reciba dicha distinción.

reina Isabel

De la misma manera que la situación de Guillermo no plantea ninguna duda -tampoco la de su esposa, que recibirá el título de princesa de Gales o reina consorte llegado el momento-, sobre quien sí se han generado muchas especulaciones es sobre Camilla Parker.

La hoy duquesa de Cornualles no hace uso del título de princesa de Gales por respeto a la memoria de Diana y por toda la polémica que hubo en su momento. Sin embargo, tendría pleno derecho a utilizarlo. Al mismo tiempo, si Carlos accediese al trono, también podría ser reina consorte, aunque se ha especulado mucho con la posibilidad de que recurra a un título menor, a imagen del duque de Edimburgo.

Una decisión que dependerá especialmente del propio Carlos en primera instancia, pero en caso de que Camilla le sobreviviese y Guillermo ocupara el trono, sería él quien decidiría sobre este aspecto.

Lo habitual en la tradición de muchos países es que la esposa de un monarca fallecido sea conocida como reina viuda. Por ejemplo, cuando la madre del rey Jorge VI, la reina María, se quedó viuda, su título cambió a reina María, la reina viuda, a pesar de que el entonces heredero, el rey Eduardo VIII, no estaba casado en ese momento, aunque no había posibilidad de confusiones. Sin embargo, la esposa del rey Jorge VI, madre de la actual soberana, prefirió tomar el título de Reina Madre para diferenciarse de su hija, rompiendo con la tradición de la época.

La reina madre, Elizabeth Bowes Lyon / Gtres

En el caso de Camilla, la duquesa de Cornualles es madrastra de Guillermo y no hay un precedente claro en la historia que establezca qué título podría recibir.  La escritora Lauren Cahn afirmó en Reader’s Digest que Guillermo incluso podría retirarle el título si así lo deseara: “si Camilla sobrevive a Carlos después de que se convierta en rey, ella seguiría siendo la princesa Camilla, a menos que Guillermo decida lo contrario. Será él quien pueda decidir si quiere otorgarle el título de Reina Madre a su madrastra”, sentencia.

Dado que en los últimos años Camilla ha sabido hacerse un hueco en la familia real y se ha ganado el afecto de todos sus miembros, es más que probable que Guillermo opte por esta opción. Es cierto que el duque de Cambridge nunca se ha pronunciado sobre ella, pero Harry sí que ha confirmado que tienen una excelente relación. Solo el tiempo tiene la respuesta.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias