UNA REINA TODOTERRENO

Pillamos a Máxima de Holanda, ‘con las manos en la masa’

Ver vídeo

Máxima y Guillermo de Holanda han vuelto a demostrar su desparpajo y espontaneidad en un viaje oficial a Austria. Al margen de cuestiones relacionadas con las elecciones de estilo de la Reina, lo que más ha llamado la atención es su simpatía y naturalidad. Tanto es así que la argentina no ha dudado en desvelar sus habilidades culinarias en una visita a un centro cultural, que tiene por objetivo algunos proyectos de integración social.

Máxima de Holanda
Máxima de Holanda en una visita en Austria. / Gtres

Vestida con un llamativo diseño de encaje de una de sus firmas de cabecera, Natan, con zapatos de tacón de Ferragamo y tocado a juego con el diseño, la Reina se ha puesto el delantal y ha preparado algunos platos de diferentes culturas. Con las manos en la masa, Máxima ha derrochado espontaneidad y destreza con el rodillo, algo que no es de extrañar, ya que, como argentina, es de esperar que sepa preparar empanadas.

Desde la Casa Real han distribuido un vídeo en el que se ve a la Reina preparando algunos platos mientras el Rey se encuentra a su lado, a modo de pinche. Sin embargo, no cabe duda de que ha sido Máxima la gran protagonista de la jornada. Los Reyes han podido conocer de primera mano el proyecto cocina comunitaria del Centro Cultural Brotfabrik. Una iniciativa en la que se preparan especialidades de diferentes culturas y que fomenta la integración cultural de diferentes colectivos residentes en la zona.

Máxima
Máxima de Holanda amasando. / Gtres

Además de esta visita, los Reyes también han podido hablar con varios grupos de refugiados ucranianos que se encuentran en Viena y que les han comentado cómo está siendo el proceso de acogida tras huir de la crisis por la invasión por parte de Rusia.

Máxima
Máxima y Guillermo cocinando en Austria. / Gtres

Ya por la tarde, los Reyes han participado en una nueva velada, en este caso, el estreno del concierto Van Gogh in Me, en el que las obras del pintor neerlandés y las del austriaco Gustav Klimt, cobran vida al ritmo de la música. Una cita en la que Máxima ha vuelto a confiar en una de sus firmas fetiche y ha rescatado de su armario un modelo largo, con capa y de estampado degradado. Un estilismo sobre el que ha destacado el impresionante colgante con rubíes que ha lucido la Reina, una de las piezas más espectaculares de su joyero y que ha acaparado casi toda la atención.

Máxima de holnada, espectacular de Jan Taminiau. / Gtres

Ya este miércoles, los Reyes Máxima y Guillermo ponen fin a este viaje oficial a Austria, a la espera de volver a La Haya y prepararse para las vacaciones de verano, de las que podrán disfrutar en apenas unas semanas y que podrán aprovechar para estar en familia, dado que la princesa Alexia ya ha regresado de Gales tras finalizar el primer curso del Bachillerato Internacional.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias