nuevo libro

Isabel, Pilar, Paz y Eulalia: cuatro infantas al servicio de España

Reina Isabel
La Reina Isabel II en un lienzo. / Gtres

La Historia de la realeza en España está llena de mujeres cuyo recuerdo continúa muy presente. Siempre se suele hablar de la Reina Victoria Eugenia, de la condesa de Barcelona o a la Reina María Cristina. Sin embargo, si nos remontamos un poco más en el tiempo, a los herederos de la Reina Isabel II, más allá de Alfonso XII, también hay que destacar a sus cuatro hermanas:  las infantas Isabel, Pilar, Paz y Eulalia. Cuatro mujeres que entre sí fueron muy diferentes y cuya existencia estuvo marcada por los compromisos oficiales que les solicitaban su madre y su hermano.

Las más conocidas quizás son la infanta Isabel, la Chata, y la infanta Eulalia, la infanta rebelde. Sin embargo, gracias a un nuevo libro podemos descubrir nuevos detalles de sus vidas. En Las hijas de Isabel II, la escritora Cristina Barreiro ha recreado las vidas de las cuatro infantas, en un extraordinario recorrido desde el nacimiento de la primera de ellas, Isabel, en el año 1851.

Portada del libro. / Cortesía

Un texto en el que se detallan muchos de los episodios de sus vidas, así como de varios momentos relevantes de la Historia. «Mi intención era hacer una crónica ambiental de una época, de un contexto. Las hijas de Isabel II ya habían sido estudiadas como objeto individual. Sin embargo, faltaba ese relato que las uniese, en cierto modo que las humanizase. Eran cuatro mujeres, de edades más o menos parecidas, en una España y una Europa muy convulsa. Tiempos de cambios y revoluciones», explica la autora.  Un trabajo complejo y necesario, ya que hasta el momento no se tenía una narración conjunta de sus vidas: «hacer estrictamente una biografía me hubiese limitado más. Pero, sobre todo, creo que al escribir desde un género novelado somos capaces de sacar la historia de los archivos y las fuentes; de llegar más lejos.  Tenemos que ser capaces de hacer llegar al gran público nuestro pasado, la grandeza de nuestro país y de sus protagonistas, con sus fortalezas y defectos, que también los tuvieron», recalca.

Infantas
La Reina Isabel con algunos de sus hijos. / Gtres

A pesar de ser hermanas e infantas de España, el carácter y la vida de las cuatro mujeres era diferente. La Chata fue la princesa castiza, muy querida en España, Pilar murió demasiado joven; Paz fue una mujer bondadosa que siempre estuvo pendiente de la familia y Eulalia nunca dejó de luchar por su libertad.

El libro no solo ofrece detalles de la biografía de las Infantas, sino que da una visión completa del contexto de la época, tal como declara la autora: «No teníamos una narración conjunta de sus vidas, sus confidencias, alegrías y tristezas al hilo del tiempo de la historia y su propio crecimiento personal».

Infantas
La Chata en un cuadro de la época. / Gtres

Los datos que aporta el libro son reales, extraídos de la documentación que se conserva, la prensa de la época y de la bibliografía de referencia sobre las protagonistas. Las tiendas que visitaban, la composición del ajuar, los carteles para los toros, los miembros de los gobiernos, los menús y los personajes históricos o políticos que aparecen, así como los miembros del servicio, familiares y cortesanos son reales. La descripción que se hace de las salas, joyas y vestuario también lo es.  Tal como explica la autora: «las licencias me las he tomado en las recreaciones de los diálogos, las conversaciones que mantienen y determinados pasajes con los que se teje el hilo conductor en los acontecimientos», comenta.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias