Duros momentos

Charlene de Mónaco, sola de nuevo: su familia regresa a casa

Ver vídeo

Charlene de Mónaco sigue atravesando un momento muy delicado de salud. Sin embargo, hace unos días recibió la mejor de las sorpresas: el reencuentro con su familia, el príncipe Alberto y sus dos hijos, Jacques y Gabriella. Fue ella misma quien hizo público ese especial momento a través de sus redes sociales, donde compartió varias instantáneas junto a los suyos. Sin duda, un gran momento de felicidad para la Princesa que lleva varios meses -exactamente dede mayo- en Sudáfrica tratándose la infección de nariz, garganta, oídos que padece.

De nuevo, Charlene y su familia se encuentran a doce mil kilómetros, pues el Príncipe ya ha regresado con los pequeños al Principado, tal y como ha adelantado el diario ‘Bilt’. Por otro lado, la Princesa deberá permanecer en su país natal al menos hasta el mes de octubre. Fecha en la que los doctores podrían dar por concluido el tratamiento al que se está sometiendo para recuperarse lo antes posible.

Hace unas semanas, la esposa del príncipe Alberto habló sobre su proceso de recuperación con Mandy Wiener en Sudáfrica Radio 702. Aseguró que estaba “bien” y que “se necesita tiempo para abordar el problema que estoy teniendo. No puedo forzar la curación, así que estaré en Sudáfrica hasta el próximo otoño”.

Charlene ha tenido que pasar por quirófano hasta en dos ocasiones para poder solventar la dolencia que ha cambiado su vida por completo. La última de ellas estuvo cerca de 4 horas en la mesa de operaciones bajo anestesia general. El origen de este problema ha sido ocasionado por una intervención bucal en la que le elevaron el seno maxilar, un procedimiento habitual para la colocación de un implante. No fue hasta su llegada a Sudáfrica cuando se percató de que había contraído una fuerte infección.

Alberto y Charlene de Mónaco en una imagen de archivo./Gtres
Alberto y Charlene de Mónaco en una imagen de archivo./Gtres

Fue la propia Princesa quien reveló al canal sudafricano ‘News24’ todos los detalles de la enfermedad que padece. De hecho, contó que se dio cuenta debido a un fortísimo dolor de oídos. Después de su visita al doctor tomó la decisión de seguir recuperándose en Sudáfrica, pues tal y como le explicaron los médicos, la presión de los oídos no se igualaría por lo que no podría soportar un vuelo por encima de los 20.000 pies de altura.

Debido a este contratiempo, Charlene de Mónaco no ha podido continuar con su rutina ni con su agenda oficial. De esta manera, fue una de las grandes ausentes al concierto de la Cruz Roja en Mónaco o la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio, ceremonia en la que sí estuvo presente su marido, el Príncipe Alberto.

 

 

 

Lo último en Casa Real

Últimas noticias