MÓNACO

Carolina de Mónaco sorprende con su look más arriesgado como ‘suplente’ de Charlene

La ausencia de la princesa Charlene debido a la infección odofaríngea que la mantiene, por el momento, en Sudáfrica ha dejado un importante vacío en el Principado. A pesar de que no son muchos los actos en los que la esposa del príncipe Alberto solía participar, lo cierto es que ahora es el soberano quien tiene que asumir todos los compromisos solo. En alguna ocasión le han acompañado sus hijos menores, antes de que empezaran el colegio, pero ahora ha encontrado a su mejor apoyo en sus hermanas, especialmente en Carolina de Mónaco.

Alberto y Charlene de Mónaco/Gtres
La ausencia de la princesa Charlene ha hecho que el príncipe Alberto necesite el apoyo de sus hermanas /Gtres

A pesar de que la princesa de Hannover no es muy dada a participar en actos oficiales, lo cierto es que su presencia se ha incrementado de manera relevante. Hace algunos días la vimos en compañía de su hija mayor y tres de sus sobrinos -Jacques, Gabriella y Camille Gottlieb- en una feria canina, donde mostró su faceta más entrañable con los hijos menores del príncipe Alberto. Son obstante, al margen de este acto, lo cierto es que su presencia oficial se ha incrementado de manera significativa.

A pesar de que no se la vio en el torneo benéfico de golf organizado por la Fundación Princesa Charlene, Carolina ha sido la encargada de acompañar al príncipe Alberto a los actos del trigésimo aniversario de la ONG Mission Enfance. Una cita en la que ha coincido con el expresidente Nicolas Sarkozy.

Una velada en la que la Princesa ha sorprendido con un llamativo y arriesgado look, con el que deja claro por qué es una de las mujeres más admiradas del mundo en términos de estilo. La todavía esposa de Ernesto de Hannover ha apostado por un original peinado efecto wet, que le aportaba un toque de vanguardia y sofisticación. Un broche de oro perfecto para el total look de Chanel por el que se ha decantado y que, además, dejaba ver los impresionantes pendientes largos que ha lucido.

La melena casi gris de la Princesa ha sido una de las grandes protagonistas de la noche. De un tiempo a esta parte, la hermana de Alberto de Mónaco ha sorprendido apuntándose al estilo ‘granny hair’, que apuesta por la naturalidad ante todo y dejando las canas a la vista. Una tendencia a la que también ha sucumbido la Reina Letizia

El estilismo de su firma de cabecera estaba compuesto por una blusa blanca con lazada negra de su fondo de armario y una llamativa falda multicolor con varias capas en diferentes volúmenes. Mientras que la blusa la lució en junio de 2019 en un homenaje a Lagerfeld en París, la falda pertenece a la colección Alta Costura Primavera-Verano 2018 de la Maison, de la que su hija Carlota Casiraghi es ahora imagen. Una vez más, Carolina de Mónaco ha dado una impactante lección de estilo que deja claro por qué sigue siendo una de las mujeres más elegantes del mundo.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias