REENCUENTRO ROYAL

Todo lo que no has visto del Día de la Commonwealth

Harry y Meghan han acudido este lunes junto a la Familia Real británica a su último gran acto oficial como miembros de la realeza.

Ver vídeo

Por fin ha llegado uno de los días más esperados por los británicos, el día de la Commonwealth, uno de los eventos más significativos para la reina Isabel II. Este año, además, ha tenido un doble significado porque, este acto, ha sido el último al que han acudido el príncipe Harry y Meghan como miembros ‘seniors’ de la Familia Real Británica. El próximo 31 de marzo, la pareja se despedirá de su papel como ‘royal’ y comenzarán una nueva vida en Canadá, dejando a un lado todos sus deberes monárquicos.

Tras dos meses sin pisar suelo británico, los duques de Sussex se han reencontrado públicamente este lunes en Londres con todos los miembros de la Familia Real; la reina Isabel II, el príncipe de Gales, la duquesa de Cornualles, los duques de Cambridge y los condes de Wessex.

Ya es habitual que la Abadía de Westminster acoja esta importante ceremonia cada año. Esta vez, los nervios y la expectación había aumentado por ver a la Familia Real junta después de las polémicas que les rodean desde hace meses.

El primero en llegar ha sido el primer ministro británico, Boris Johnson, junto a su mujer, Carrie Symons. Su esposa ha lucido tripita de embarazada sin ningún tapujo y se han mostrado sonrientes y emocionados en todo momento.

Dentro de la Familia Real, los primeros en llegar han sido los condes de Wessex, el hijo menor de la reina Isabel II y su esposa, Sofía. Tras ellos, los segundos han sido los duques de Sussex. Meghan ha optado por estrenar un vestido muy original de color verde, acompañado de una capa al cuello. Para rematar, ha coronado su ‘outfit’ con un pequeño tocado de redecilla. Su marido, Harry, ha elegido un traje chaqueta de color azul con un pequeño detalle especial que lo une a su esposa; el forro de su americana era del mismo color que el vestido de Meghan.

Duques de Sussex
Duques de Sussex en el día de la Commonwealth, 2020/ GTRES

Los duques de Cambridge fueron los siguientes en aterrizar en la ceremonia. Mientras que su cuñada ha estrenado un total look, Kate Middleton ha reciclado uno de sus outfits de la misa de Navidad de 2018 y ha lucido un vestido abrigo de color burdeos con detalles de terciopelo. La duquesa completó su look con un tocado floral del mismo tono que la prenda.

Kate Middleton
Kate Middleton durante la ceremonia del día de Commonwealth, 2020./ GTRES

Este año, ambas parejas se han desmarcado de la tradicional procesión tras la Reina y han llegado a la abadía de Westmister por separado. Harry y Meghan han sido conducidos a sus asientos antes de que se produjera la llegada de la reina Isabel II, y no han formado parte del cortejo con la monarca y el resto de los miembros de la Familia Real. Los duques de Cambridge, que, en un principio, si estaba planeado que acompañaran a la Reina en su entrada, han sido conducidos a sus asientos minutos antes de que se produjera el inicio de la ceremonia.

El encuentro entre los cuatro ha sido bastante frío. Mientras que los duques de Sussex tomaban asiento en la segunda fila, el príncipe Guillermo y su esposa se sentaban en primera fila, dedicándoles un breve saludo a su llegada.

Los duques de Sussex, los duques de Cambride y los conde de Wessex durante la ceremonia del día de Commonwealth, 2020./ GTRES
Los duques de Sussex, los duques de Cambride y los conde de Wessex durante la ceremonia del día de Commonwealth, 2020./ GTRES

Con motivo de la epidemia del coronavirus, al principio de la ceremonia, los saludos entre los invitados se han producido con un apretón de manos y a una distancia considerable, intentando evitar todo tipo de contagio.  A pesar de esto, el saludo que más ha llamado la atención se ha producido entre el príncipe Harry y el cantante Craig David. Ambos han chocado los manos mostrando un buen royo evidente entre ellos.

El príncipe Andrés y sus dos hijas, Eugenia y Beatriz, han sido las grandes ausencias de la velada. Tras su implicación en el caso Epstein, el duque de York ha decidido mantenerse al margen de la vida institucional que le supone su cargo real.

Otra de las grandes ausencias ha sido la de la princesa Ana. Aún se desconoce porque ha decidido la única hija de la reina Isabel II no acudir a uno de los eventos más importantes del calendario británico.

Tras la entrada de la reina Isabel II, todos han cantado ‘God Save The Queen’, el himno nacional de Reino Unido. Para comenzar, se ha procedido a un desfile con todas las banderas de los países que forman parte de la Commonwealth, con una serie de músicas y bailes dentro de la Abadía. Los cantantes Alexandra Burke y Craig David han tenido el honor de actuar en este evento.

A continuación, la reina Isabel II ha precedido a realizar un discurso destacando la importancia del respeto de la diversidad de todos los países que conforman la Commonwealth. Para concluir, ha deseado que todos esos países se inspiren en este evento y evolucionen para mejorar por el bien común de todos.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias