INESPERADA DECLARACIÓN

La surrealista confesión de Mario Casas: «Nací tan feo que no me sacaban a la calle»

Mario Casas / Gtres
La surrealista confesión de Mario Casas: "Nací tan feo que no me sacaban a la calle" / Gtres
  • Lito Reyes
    • Actualizado:

Aunque a día de hoy es uno de los actores más cotizados del panorama nacional y nadie duda de su atractivo, lo cierto es que Mario Casas no siempre gozó del físico del que ahora mismo puede presumir. Es más, él mismo ha reconoció que, a pesar de que el tiempo ha sido bastante benévolo con él, cuando era pequeño era todo lo contrario a lo que es la actualidad.

Mario Casas y Óscar Casas d

Una confesión muy sorprendente viniendo de uno de los intérpretes más aclamados de nuestro país y cuyo físico siempre ha sido de admirar. Sin embargo, según el propio Mario Casas ha contado, al principio de su vida era cualquier cosa menos guapo.

El actor se encuentra en el foco mediático después de haber debutado como director en el filme Mi soledad tiene alas, pero, además, acaba de participar en el podcast Malas personas, de Victoria Martín, donde ha dejado de piedra a más de uno al hacer una inesperada revelación. Durante la entrevista, la presentadora le hizo una pregunta cuya respuesta, para muchos podría resultar obvia: «Cuando uno nace hermoso, cuando uno nace guapo, todo parece ser maravilloso. La vida es asombrosa, ¿verdad?», dijo Victoria Martín. Sin embargo, el actor respondió de una manera que nadie habría cabido esperar.

Tirando de ironía y haciendo gala de su sentido del humor, Mario Casas comentó: «¿No tienes una foto mía de cuándo nací aquí, no?». Poco después, el actor reveló que, cuando era pequeño, no le sacaban a la calle. Unas palabras que, como era de esperar, dejaron atónita a su interlocutora. Y es que, tal como ha contado, Mario Casas era poco agraciado al nacer, es más, «salió deformado».

El intérprete ha contado que su madre tuvo que afrontar diversas complicaciones durante el parto, por lo que los médicos tuvieron que intervenir y recurrir a los fórceps para ayudar en el proceso de alumbramiento. Debido a esto, Mario Casas nació con la cabeza ‘apepinada’ y una apariencia muy deformada. Esto es algo habitual en algunos partos, cuando se recurre a estos instrumentos, ya que los huesos de los bebés están aún muy blandos y tienden a deformarse con facilidad. A pesar de esto, el intérprete se lo toma con mucho humor, incluso asegura que se compara con ‘Sloth’ el monstruo de Los Goonies.

Tal como ha explicado, cuando sus familiares llegaban a casa a visitar al pequeño, algunos de ellos no tenían reparo en declarar lo feo que era el niño. Por ejemplo, uno de sus tíos lo decía abiertamente: «Qué feo, os ha salido feo el niño». El actor, haciendo gala de su buen humor, ha comentado que sus padres estuvieron un tiempo sin sacarle a la calle: «Estuvieron meses sin sacarme, y finalmente comenzaron a sacarme a los dos o tres años», ha asegurado.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias