CONFESIONES AL BORDE DEL MAR

El relato más sobrecogedor de Jesús Vázquez

Jesús Vázquez
Jesús Vázquez durante su entrevista / Mediaset
  • LOOK

Era una de las entrevistas más esperadas. Coincidiendo con el estreno de “Idol Kids”, Jesús Vázquez se ha sentado con Bertín Osborne y le ha abierto su corazón como nunca antes. El presentador ha participado en la última edición de “Mi casa es la tuya”, donde ha profundizado en algunos de los aspectos más desconocidos de su vida, como la muerte de su madre, la historia de amor con su marido Roberto, sus inicios en el mundo de la televisión o la etapa en la que sufrió bullying siendo un niño.

Jesús ha recibido a Bertín es su impresionante casa de Formentera durante sus vacaciones estivales y ha sido allí, en un ambiente tranquilo y sosegado, donde se ha sincerado sobre los momentos más difíciles de su vida, pero también ha recordado algunas etapas que le hacen sonreír.

Jesús Vázquez
Jesús Vázquez no ha podido aguantar la emoción / Mediaset

El presentador no ha podido contener la emoción cuando ha recordado la etapa en la que le involucraron en el caso Arny, hace ya veinticinco años. “Me llevé un zasca muy gordo. Yo ni conocía el bar, nunca se supo qué fue aquella cosa por la que nos crucificaron. Fue muy siniestro todo, salimos inocentes porque se descubrió que fue todo un montaje», ha relatado. Un momento muy difícil en su vida que coincidió con la pérdida de su madre, a quien estaba muy unido: «mi madre se puso enferma durante el juicio, es algo que tengo dentro y lo quiero sacar. Tenía cáncer y se puso peor porque estaba sufriendo tanto… Ella estaba enferma y por esto no ponía de su parte, no se cuidaba, estaba destrozada, lloraba, no se tomaba las medicinas y ya veíamos que se iba», ha revelado el presentador.

Jesús Vázquez
El presentador ha recordado algunos de los momentos más emotivos de su infancia junto a su madre / Mediaset

Vázquez ha contado un detalle en sobre los últimos días de la vida de su madre que no había relatado hasta ahora: “nunca lo he contado, pero ya nunca más lo voy a tener que decir. Hice una cosa muy chula con mis hermanos y una de las mentiras más bonitas que he dicho en mi vida. Hicimos un paripé los tres hermanos, un teatro. Le quitamos la televisión de hospital y le dijimos que se acabó todo y el juez había dicho que no tenía nada que ver… Al día siguiente se murió Bertín, esperaba que pasara eso, se fue más o menos bien, le hicieron sufrir mucho. Se le cambió la cara y se fue en paz», ha comentado sin poder contener las lágrimas.

Para el presentador, el cierre del caso Arny fue como una liberación: “me cerraron las puertas de todo, me quedé sin trabajo, fue mi muerte social, ni a un restaurante iba porque me miraban como si fuera un asesino, éramos mucha gente allí inocentes. Pero tras eso empezó mi vida, que ha sido colosal», ha asegurado.

El relato más sobrecogedor de Jesús Vázquez
Jesús Vázquez con su marido durante un homenaje a Angel Nieto en Ibiza / Gtres

Vázquez ha relatado cómo en el colegio fue víctima de acoso porque “era gordito”, algo que afectó a su autoestima, aunque al llegar a la adolescencia la situación cambió: “te destroza la autoestima, te avergüenzas… Y me lo callaba, no llegaba a casa y le decía a mi padre: ‘Soy el gordo marica de mi clase’. Para mí era una deshonra. La vida cambió, no tengo rencor y no le deseo mal a nadie. Pasándolo mal es como aprendes”.

Aunque en un primer momento no tenía claro que quería dedicarse al mundo de la comunicación, tras probar suerte en la Facultad de Veterinaria se dio cuenta de que no estaba hecho para eso. Al principio probó suerte en el teatro pero es ahora, tras más de treinta años de carrera, cuando por fin puede decir que está empezando a disfrutar del éxito: “antes cada programa que hacía pensaba que iba a ser el último. Durante 20 años decía: ‘A ver si fallo… si algo se podía torcer’. La televisión es así y en todo este tiempo he visto a torres muy altas caer. Puede pasar de todo”, sentencia. Jesús ha relatado una entrañable anécdota de la vida de su marido, relacionada con la Casa de S.M. el Rey: “él vivía en su pueblo, pidió una beca que no se la dieron, aunque cumplía con todos los requisitos. Le escribió una carta al rey. ‘Soy un niño de este pueblo, he estudiado como el que más, a ver si usted puede hacer algo”. Un mensaje que obtuvo una respuesta positiva, ya que finalmente le dieron la beca.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias