MERECIDO DESCANSO

Los Obama disfrutan en familia de su tradicional escapada navideña a Hawái

Ver vídeo

Un año más y, a pesar de las complicadas circunstancias de los últimos meses, la familia del que fuera presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha aprovechado las vacaciones de Navidad para viajar a Hawái. Un lugar que es muy especial para el mandatario, ya que nació en Honolulu y vivió allí hasta los catorce años.

En estos días de descanso se ha podido ver a la familia al completo disfrutando de unos días de descanso y relajándoseen los idílicos entornos que ofrece la isla de Oahu, donde se ubica la capital del archipiélago. Amantes de los deportes, los Obama se han deleitado con largas sesiones de bodysurf en la zona de Sandy Beach Park, en pleno océano Pacífico, pero también se les ha visto haciendo kajak. Según ha trascendido, el día de Navidad, Barack Obama aprovechó para ir a nadar solo, ya que le gusta cuidarse y mantenerse bien. De hecho, en  las imágenes que han trascendido hasta la fecha se puede apreciar que tanto el mandatario como su esposa se encuentran en perfecta forma física.

Obama
Obama haciendo deporte / Gtres

La familia llegó a la isla la pasada semana. En este tradicional viaje de Navidad, además del matrimonio también se han unido sus dos hijas, Malia, de veintitrés años, y Sasha, de veinte años. Las jóvenes han aprovechado un descanso en sus respectivas carreras para estar con sus padres en estas fechas tan especiales.

Obama
Obama en Hawái / Gtres

El año pasado, debido a la pandemia, la familia no viajó a la isla. Más aún, incluso, las hijas del expresidente regresaron a casa, donde pasaron todos juntos el confinamiento, incluso, el novio de Malia se quedó con ellos ya que no podía regresar al Reino Unido, de dónde es. En el podcast de Bill Simmons, Obama reveló que estaba muy feliz de que sus hijas hubieran vuelto a casa, incluso habló de su rutina en estos momentos difíciles: el expolítico dijo que al inicio pasaron su tiempo jugando en casa y realizando proyectos de manualidades para evitar aburrirse, e incluso pudo enseñarle al novio su hija mayor a jugar a las cartas.

A pesar de que su apretada agenda no le permite viajar de manera habitual a Hawái, lo cierto es que, para Obama, las islas son una parte fundamental en su vida. Así lo ha revelado él mismo en alguna ocasión. Por ejemplo, en el año 2016 comentó a la revista National Geographic que su madre le transmitió el amor por la naturaleza: “era el tipo de persona que me despertaba para ver una luna llena si era particularmente espectacular. Ella me llevó a museos de historia natural, y me enseñó no solo apreciar la asombrosa maravilla de nuestro planeta y los océanos y los cielos, sino también a tener una creencia profundamente arraigada en el poder de la mente humana y la ciencia y la racionalidad para resolver las cosas”, recalcó.

Michelle Obama,
Los Obama en una imagen de archivo / Gtres

De la misma manera, hace apenas unas semanas, en la Cumbre del Clima de Glasgow citó un proverbio antiguo hawaiano, dejando claro que tiene muy presente su herencia: “hay un viejo proverbio hawaiano, ‘Pupukahi I Holomua’, que se traduce más o menos como ‘únanse para seguir adelante’”, dijo el mandatario, dando a entender que es importante que las naciones trabajen unidas y juntas por un futuro mejor y por la protección del medio ambiente.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias