Entramado jucidial

Los nietos de la duquesa de Medinaceli ganan la batalla judicial a su tío, el duque de Segorbe

Medinaceli
Ignacio de Medina Fernández/Gtres

La familia Medinaceli lleva cerca de una década enfrentada. Al no llegar a un acuerdo por la herencia de la duquesa de Medinaceli tomaron la determinación de recurrir a la Justicia. El pasado 22 de noviembre tuvo lugar en Sevilla el juicio entre los nietos y el hijo de Mimi de Medinaceli, acusado por los primeros de no cumplir con la ley ni con la voluntad de la aristócrata sobre el reparto de la herencia.

La duquesa de Medinaceli en una image de archivo./Gtres
La duquesa de Medinaceli en una image de archivo./Gtres

Aquel día, el magistrado decidió que no era necesario que se celebrara el juicio, ya que el material presentado era suficiente para poder dictaminar una clara sentencia a favor de una de las partes enfrentadas. Dicha resolución ha sido favorable a los nietos de la Duquesa. En el escrito de la resolución se reconoce el derecho a la legítima de los herederos de doña Victoria Eugenia Fernández de Córdoba. Por consiguiente, condenan a la fundación que preside el duque de Segorbe a pagar dichas cantidades. El siguiente pasó será solicitar un recurso de la parte que ha perdido la demanda, pero tal y como ha confirmado Vanitatis, dicha sentencia deja claro cuáles son los derechos de los nietos sobre la herencia.

El duque de Segorbe en Sevilla./Gtres
El duque de Segorbe en Sevilla./Gtres

Los demandantes ni pidieron nada salvo que se tuvieran en cuenta las últimas voluntades de la abuela Medinaceli. Por otro lado, los recursos que utilizó el duque de Segorbe no fueron aceptados por la Justicia, ya que solicitó interrogatorios a testigos, realización periciales, que el juez consideró como elementos “inútiles e impertinentes”.

Victoria y Alejandro Hohenlohe durante la boda de Casilda Medina en Ignacio de Loyola en Sevilla./Gtres
Victoria y Alejandro Hohenlohe durante la boda de Casilda Medina en Ignacio de Loyola en Sevilla./Gtres

El origen del conflicto

Este complicado y largo entramado familiar surgió cuando, tras las muerte de Mimi Medinaceli -como era conocida-, decidió que todo el patrimonio familair de la Duquesa se gestionase a través de la fundación que preside. Es por eso que se privan al resto de descendientes de obtener la legítima.

Victoria Hohenlohe -actual duquesa de Medinaceli-, Rafael y Luis Medina -hijos de Naty Abascal- y Victoria y Casilda Medina, decidieron, poner esta situación en manos de la Justicia ya que no cabía la posibilidad de un acuerdo con su tío. Nunca llegaron a un acuerdo para acalarar las cosas con los descendientes de sus hermanos. Después del primer movimiento legal, Ignacio determinó expulsar a los demandantes de la fundación familiar acusándolos de deslealtad.

Este gesto no ha pasado desapercibido, ya que los deseos de la madre del duque de Segorbe eran que tras su muerte, los nietos deberían tener representación en el patronato por derecho propio. Sin embargo, el conflicto familiar ha llegado a su fin este 10 de diciembre cuando la Justicia ha terminado dando la razón a los herederos legítimos de la duquesa de Medinaceli.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias