No quiere nada suyo

María Teresa Campos ‘tritura’ los últimos recuerdos de Bigote Arrocet

Ver vídeo

Aunque ya hace tiempo que María Teresa Campos y Edmundo Arrocet dieron carpetazo a su comentada relación sentimental. Corría el mes de noviembre de 2019 cuando el humorista se marchó hasta Málaga sin dar mayor explicación y nunca más volvió. La periodista se quedó sola, desolada y con un disgusto que ha tardado tiempo en arrancarse. La incredulidad se transformó en rabia y de ahí se han originado una serie de movimientos por su parte con tal de eliminar todos los vestigios del mediático romance que ambos protagonizaron.

La octogenaria periodista ha tenido un largo trabajo por delante para olvidarse de Bigote. Había que finiquitar unas cuantas cosas que han tardado más de lo que le gustaría. Por ejemplo, el hecho de que el cómico dejase sus cosas en la casa que María Teresa tiene a las afueras de Madrid por varios meses. Edmundo Arrocet tardó bastante en pasar a buscar sus pertenencias para llevárselas.

María Teresa Campos, Edmundo Arrocet

Lo mismo ha sucedido en esta ocasión. El cómico había dejado aparcados en casa de María Teresa Campos algunos coches y nunca ha pasado a recogerlos. Su exnovia ha esperado un tiempo prudencial por si se dignaba a venir a por ellos, pero no le ha quedado más remedio que tomar cartas en el asunto. La matriarca del clan ha mandado desguazar los vehículos de Edmundo Arrocet.

Todo surgió cuando hace 10 días recibió la llamada de un amigo que le ofrecía la posibilidad de deshacerse de estos coches que nada más que estaban ocupando sitio en su casa, según ha contado ‘EsDiario’. Sin pensárselo ni por un segundo, la madre de Terelu Campos y Carmen Borrego accedió y los envió al desguace.

Sin embargo, no fue todo tan fácil como se podría esperar. Al estar a nombre de Edmundo, María Teresa tuvo que conseguir una copia del DNI de su expareja. Fue entonces cuando recordó que todavía guardaba por casa alguna. Gracias a este documento pudo quitarse de encima esos coches que llevaban casi dos años en su casa sin que Arrocet los reclamase. Ella considera que ha esperado un tiempo bastante prudencial.

Edmundo Arrocet
Edmundo Arrocet tras recoger sus cosas en casa de María Teresa Campos / Gtres

«Llama y que se los lleven» fueron las palabras de la expresentadora de ‘Qué tiempo tan feliz’ a su amigo. Feliz también fue su noviazgo con el chileno hasta que las sonrisas se tornaron en llantos. María Teresa Campos nunca ha escondido que quedó muy tocada tras la ruptura y ya está hastiada de que su ex no recoja lo que es suyo y rompa con ella para siempre.

El trabajado de aceptación por su parte ha sido duro y así lo dejó entrever: «He dejado de llorar por Edmundo, pero he tardado. Han sido seis años de mi vida. Solo quiero que se abra la frontera y puedan llegar nuevas ilusiones». No obstante, no le guarda rencor como para dejar que nadie lo critique: «Jamás voy permitir que se hable mal de Edmundo. No permito que se hable mal de él, aunque ya no esté con él», comentaba en el Deluxe hace unos meses.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias