Sin alianza

Kim Kardashian escenifica su divorcio de Kanye West con un gesto que la delata

La empresaria y estrella de la televisión estadounidense ha tomado la decisión de separar su camino del de Kanye West tras seis años casados.

  • LOOK

Kim Kardashian y Kanye West están un paso más cerca de divorciarse. El pasado viernes 19 de febrero la socialité dio orden a su abogada de trasladar a la otra parte la petición, así como solicitar la custodia compartida de sus cuatro hijos: North, de 7 años, Saint, 5, Chicago, 2, y Psalm, de 1 año. Asimismo, la socialité ha sido vista recientemente sin su alianza de boda, algo que no hace más que dar forma a lo que ya es un secreto a voces: el fin de su amor más de seis años después de contraer matrimonio. No hay marcha atrás y una de las parejas más mediáticas al otro lado del charco se convierte en papel mojado.

Kim Kardashian y Kanye West / Gtres
Kim Kardashian y Kanye West se separan tras seis años de matrimonio / Gtres

La web ‘Page Six’, siempre con buena información en lo que a estrellas de la telerrealidad se refiere, informó de que este fin de semana Kim ya no lucía la alianza de boda que le regaló el rapero. Tampoco la llevó el pasado 14 de febrero, día de los enamorados. Una fuente muy cercana a la protagonista de ‘Keeping up with the Kardashians’ asegura que ésta está «triste pero reconfortada» porque siente que ha hecho todo lo posible para salvar su matrimonio. Además, aseguran que está dispuesta a salir adelante y a mirar al futuro con esperanza y determinación.

Estos meses atrás, la noticia de su separación invade los portales de ‘Gossip’ ya que tienen un poderoso interés mediático. Voces muy próximas a la hermana de Kendall Jenner aseguran que esta es una decisión muy meditada: «Su matrimonio se rompió hace tiempo. Solicitar el divorcio es algo en lo que ha estado pensando durante mucho tiempo. También lo ha temido. Realmente ha hecho todo lo posible para evitar la presentación de los papeles».

Kim Kardashian y Kanye West: 6 años de montaña rusa

Ninguno de ellos ha confirmado el divorcio pero en los medios de comunicación de Norteamérica se habla de ello como algo ya consumado. Su matrimonio no ha sido ni mucho menos un camino de rosas. Ambos se conocieron en 2003 gracias a Brandy Norwood, una amiga en común. Hubo flechazo pero en ese momento Kim Kardashian estaba comprometida. En 2008 volvieron a coincidir en otro evento, pero ella seguía manteniendo un matrimonio con el jugador de baloncesto Kris Humphries. Finalmente, finiquitaron su divorcio y Kim comenzó a salir con Kanye.

Kanye West
Kim Kardashian y Kanye West / Gtres

El 15 de junio de ese mismo año nacería su primera hija, la archiconocida North West. Después llegaría su boda en Florencia. Los primeros problemas del matrimonio comenzaron con una crisis personal de Kanye West que le hizo ingresar en un centro psiquiátrico. Pero el detonante que ha hecho saltar por los aires su matrimonio tuvo lugar  en 2020. En ese momento, el controvertido artista musical decidiera presentarse como candidato a las elecciones de los Estados Unidos. El rapero mostró un comportamiento anómalo, algo que acabó con la paciencia de Kim Kardashian y del resto de los integrantes del clan: «La familia cree que está sufriendo un episodio bipolar. No debe estar tomando su medicación porque siente que le hace ser menos creativo. Kim está devastada. Ella ha trabajado muy duro para ayudarle, pero no dejará que haga esto a sus hijos», expresó una fuente cercana a ellos.

Ahora, el divorcio está a punto de ser firmado por ambos. La abogada Laura Wasser, prestigiosa letrada de las celebrities, es la que lo lleva. No obstante, no va a ser fácil y va a traer bastante cola en cuanto al reparto de su patrimonio, unos bienes que incluyen, además de la liquidez, mansiones, inmensas parcelas y hasta un fabuloso rancho ubicado en el estado de Wyoming. Se estima en 1,800 millones todo lo relativo al divorcio.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias