Protagonista

Jesulín de Ubrique reaparece sin María José Campanario pero con compañía femenina

Ver vídeo

Víctor Janeiro toreaba en la plaza de toros de Villamartín y hasta allí se desplazó Jesulín de Ubrique para apoyar a su hermano. Una aparición que llega después de varias semanas de ausencia y que ha sido muy relevante porque el diestro no iba acompañado de María José Campanario sino de una mujer rubia, de la cual no se separó en ningún momento. El torero no quiso hacer declaraciones ni a la entrada ni a la salida del ruedo, pero sí se mostró pendiente de su acompañante durante el festejo.

Víctor Janeiro vive junto a su familia en este municipio gaditano por lo que la corrida era muy especial. Entre el público estaba también su mujer, Beatriz Trapote, que junto a Jesulín, quisieron estar arropando al torero. Tampoco faltaron los dos hijos mayores del matrimonio. No estuvo Brenda, que todavía es muy pequeña para ir a la plaza de toros, pero a quien seguro le esperan grandes tardes viendo a su padre en el ruedo. Se quedó al cuidado de su abuela Carmen.

Jesulín de Ubrique y su amiga, en Villamartín / Gtres
Jesulín de Ubrique y su amiga, en Villamartín / Gtres

Era un día importante puesto que el menor de los hermanos volvía a ponerse el traje de luces después de un largo parón como consecuencia de la pandemia por COVID-19. La corrida no fue nada mal ya que el respetable alzó su pañuelo blanco cuando acabó la faena. Jesús Janeiro también se lo pasó en grande por varios motivos. En primer lugar por el buen hacer de su querido hermano y en segundo por el baño de masas que se dio. Los asistentes al complejo taurino de Villamartín lo reconocieron inmediatamente y no dudaron en pedirle varias fotografías.

Todo esto sin separase de su misteriosa acompañante. Jesulín y ella intercambiaron confidencias y se mostraron muy cómplices durante la tarde.

Jesulín fue fiel a su premisa de guardar silencio ante la prensa. Ni a la entrada ni a la salida del recinto creyó conveniente responder a las preguntas de los reporteros. Únicamente contestó a cómo había visto a su hermano, una respuesta que iba a ser cómoda para él porque no tocaba ninguno de los aspectos pertenecientes a su intimidad.

Silencio también para hablar de María José Campanario. Hace tiempo que su fibromialgia parece controlada puesto que acumula varios meses sin necesitar ingresar en el hospital. La última vez que vimos junto al matrimonio fue el pasado 4 de junio, coincidiendo con el viaje a Madrid para grabar el programa El Desafío.

Aquella visita a la capital sirvió también para estar junto a su hija Julia Janeiro, que recién cumplida la mayoría de edad está instalada allí. Este 2021 será recordado, entre otras cosas, por la salida del cascarón de la hija de Campanario y Jesús, que se ha conformado como una auténtica influencer. La joven supera los 192.000 seguidores en Instagram, donde va camino de convertirse en un perfil de los más seguidos.

En esta red social, Julia Janeiro ha confesado algunos de sus retos más inmediatos, así como parte de su carácter: “Creo que debo intentar controlar más mis impulsos y pensar las cosas antes de hacerlas”, decía, aunque también añadía que es “muy cariñosa y cuando quiero a alguien me desvivo por esa persona. Ya no soy tan orgullosa ni rencorosa como antes”.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias