REVOLUCIÓN

‘La Isla de las Tentaciones 3’| Una oportunidad perdida, una bronca y sexo por partida triple

Villa Playa y Villa Montaña están más revolucionadas que nunca

Séptima gala de ‘La Isla de las Tentaciones 3’ y la cosa se va enredando por momentos. Las sorpresas y los giros en las tramas y las relaciones entre chicos, chicas y sus correspondientes tentaciones está haciendo que esta nueva edición del reality esté siendo una de las más vistas. Las redes echan humo con cada entrega, y la expectativa es tal, que el formato consigue tener pegados al televisor a sus seguidores casi sin pestañear. Cuando pensábamos que ya estaba todo hecho -rupturas y nuevas parejas- la estancia en República Dominicana está más revolucionada que en el programa anterior.

Lucía e Isaac, La Isla de las Tentaciones
Giro en las tramas y nuevas sorpresas, así está ‘La Isla de las Tentaciones’/Telecinco

La hoguera de confrontación de Lola y Diego fue de lo más lacrimógena y desconcertante para ambos. El leonés iba con ganas de solucionar su historia después de haber visto a su chica llorar por él mientras se desahogaba con sus compañeras y después de haber puesto distancia con Simone. Pero una sorpresa le aguardaba, y es que Lola había tenido un acercamiento con Carlos, otro de los tentadores con el que tiene un feeling que hasta ese momento pocos habían notado. Aún así la pareja decidió luchar por su relación y darse una segunda oportunidad, aunque optaron por seguir viviendo la experiencia. Lola lloró de lo lindo, por su chico y por su perro Horus. Pero poco le duró la alegría de haber vuelto a hablar con su novio y de haber conseguido acercar posturas. Minutos después de regresar a Villa Montaña la concursante se dejó llevar con su nuevo tentador con quien hubo más que un apasionado beso. Oportunidad perdida, y una nueva etapa para ambos.

Lola y Diego, La Isla de las Tentaciones
Durante su hoguera de confrontación, Lola y Diego decidieron darse una nueva oportunidad/Telecinco

Pero la actitud de Lola no solo ha dejado descolocado a su pareja y al resto de chicos, al ver sus imágenes en la hoguera. No ha sido una buena semana para ella ya que los roces con sus compañeras han llegado a un punto que ha terminado por dinamitar su amistad con Lucía, y a crear mal ambiente en la convivencia. Todo porque criticó el acercamiento y la complicidad que había tenido la de Puerto Real con Isaac, el tentador de Marina. Sandra Barneda aparecía en Villa Montaña para que pudieran ver cómo habían sido esos momentos de complicidad entre ellos, dejando a Marina en shock. No por el feeling entre ellos, si no por lo que tuvo que escuchar de boca de Isaac, que confesó que estaba empezando a cansarse de ella.

Lucía justificaba cada una de las escenas, explicando que solo son amigos. Pero Marina veía «tensión sexual» entre ellos. A pesar de la decepción inicial, la sevillana sigue sintiendo ese «fuego» hacia Isaac y es algo recíproco. Es tal la tensión sexual entre ellos que ya no han podido más y Marina, oficialmente, ha terminado cayendo en la tentación. Ellos fueron una de las tres parejas que ha cruzado el límite y ha tenido una noche de pasión. «Es muy fogoso, yo también y es algo que me encanta», reconocía ella. Jesús, que vio estas imágenes de su todavía novia, daba por zanjada la relación. Él ya se ha besado con Jenny y parece que quiere pasar página y seguir adelante conociendo a su tentadora.

La Isla de las Tentaciones
El mal rollo en Villa Montaña hizo que Sandra apareciera para calmar los ánimos entre las chicas/Telecinco

Lola volvió a dejar descolocado a Diego y a toda la audiencia. Ya se vio que había tenido algo con Carlos la famosa noche del ‘trío’ en su habitación, donde ambos pasaron a la acción mientras Lucía dormía a su lado. «Esencia leonesa», dijo ella tras darse un apasionado beso en la cocina del que fueron testigos Marina y Lucía. Nadie entiende nada, solo Lola que, horas después de llorar ante Diego y volver habiéndose dado una nueva oportunidad, se acostaba con Carlos. Su novio vio las imágenes incrédulo, y dejó claro que no piensa llegar tan lejos con Carla, aunque sí quiere estar con ella. El tiempo dirá.

Quien ha cogido la delantera ha sido Manuel. Ni «manita relajá» ni zascas de Sandra Barneda, el gaditano es quien más está disfrutando su estancia en el Caribe junto a Fiama. Otros que tuvieron una noche de sexo, pero saltándose las normas del programa. Y es que los dos dieron rienda suelta a la pasión en un baño, el único sitio donde no hay cámaras. Una acción que tuvo su castigo: Manuel no vería imágenes de Lucía, que hizo que pararan el video de su chico manteniendo relaciones con su tentadora, abandonando la hoguera. Tras unos minutos de calma, la peluquera regresaba y pedía una hoguera de confrontación con su todavía novio. ¿Qué pasará?.

 

 

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias