Dinamita

Isabel Pantoja y Julián Muñoz: cronología de un romance a punto de hacer saltar todo por los aires

Enero es un mes marcado en rojo en el calendario de Isabel Pantoja y Julián Muñoz. El convulso romance que vivieron amenaza con detonar y hacer saltar todo por los aires. Por un lado porque es la fecha elegida por el exalcalde de Marbella para romper su silencio. Lo hará a golpe de docuserie y frente a la periodista Paloma García-Pelayo. Y, por otro lado, se cumple pronto un año desde que éste diera la puntilla definitiva a la tonadillera al posicionarse en la guerra entre Isabel y su hijo Kiko.

Isabel Pantoja y Julián Muñoz
Isabel Pantoja y Julián Muñoz / Gtres

Con su relato, Julián podría redescubrir aspectos nuevos que amenazan con arrinconar a Isabel Pantoja y que apuntan a tener consecuencias inmediatas. Una de ellas ya se ha producido y ha afectado frontalmente a la protagonista indirecta de la docuserie. Esta pasada Navidad, Pantoja sufría un ataque de ansiedad en Cantora al enterarse de que Julián Muñoz iba a hablar de ella: «Entró en pánico, su hermano tuvo que llamar a su médico de confianza. No paraba de decir que qué más le puede pasar, se acaba de morir mi madre, no tengo a mi hijo, tengo una ruina por todo lo alto y ahora este señor vuelve a salir a remover cosas», comentó Marisa Martín Blázquez.

Hace casi un año que el exedil de Marbella comenzó avisando de sus intenciones de dejar en mal lugar a Pantoja. Cree que podría haber evitado su batalla con Kiko Rivera: «Todo lo que está haciendo lo tiene pensado. Debería haberlo cortado si de verdad se sentía su madre», si bien cree que el Dj tampoco actuó bien. Asimismo no ha tenido problema durante estos años en hablar de ella como una mala madre o de asegurar que fue él quien le consiguió un contrato en Sony.

Julián Muñoz
Julián Muñoz en la promo de la entrevista. / Telecinco

Julián Muñoz e Isabel Pantoja: una relación con final (in)feliz

Amor, poder, dinero y sexo. Esos eran los ingredientes de los que se componía el romance entre Isabel Pantoja y Julián Muñoz. Corría el año 2003 cuando ambos se enamoraron tan perdidamente que él no dudó en dejar a su mujer e hijas para vivir una historia con la tonadillera. Imposible olvidar cuando Julián Muñoz contó con Isabel Pantoja para bautizar un avión con el nombre de la ciudad de Marbella que él dirigía. Después sería presentada como imagen de la localidad, dando lugar a todo tipo de especulaciones.

Isabel Pantoja y Julián Muñoz, en un avión / Gtres
Isabel Pantoja y Julián Muñoz, en un avión. / Gtres

Dinero, infidelidades, poder, glamour y un acelerón de 0 a 100 km/h que acabó en accidente. De negar su relación a firmar su divorcio y aparecer con Isabel Pantoja en El Rocío para confirmar una relación que era un secreto a voces. Adquirieron juntos la exclusiva casa Mi Gitana y Julián Muñoz sería el primer hombre que entró a vivir en Cantora tras la muerte de Paquirri. Palabras mayores.

Cuatro años de romance dieron para estos y otros muchos momentos que se hace difícil enumerar pero que son historia viva de la crónica social. Hasta que la corrupción eclosionó y se llevó por delante todo. Muñoz ingresó ocho años antes que Isabel en prisión, julio de 2006, por el caso Malaya. Ella apenas fue a verle un par de veces. El arresto de Isabel Pantoja en mayo de 2007 fue el colofón de su historia y el inicio de la pesadilla para la cantante. Tanto es así que hoy en día evitar nombrar a la cárcel.

Mayte Zaldívar, Isabel Pantoja y Julián Muñoz. / Gtres
Mayte Zaldívar, Isabel Pantoja y Julián Muñoz. / Gtres

A esta historia todavía se le puede añadir más picante. Depende de una persona muy conocida para todos: Maite Zaldívar. La exmujer de Julián Muñoz permanece hasta ahora  en silencio pero si decidiera hablar, podría llegar a ser un testimonio clave. ¿Lo hará o aguardará acontecimientos? Lo único que parece claro es que el jaque a Isabel Pantoja está ya lanzado.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias