En plena vorágine

El silencio de Gloria Mohedano y José Antonio en un día clave para la familia

Ver vídeo

Rocío Jurado marcaba en rojo en su calendario cada octavo día de septiembre con motivo de la festividad de la Virgen de Regla. Rendir devoción a la patrona de Chipiona era el atenuante perfecto para reunir a toda su familia en la popular casa ‘Mi abuela Rocío’. A su balcón se asomaba ‘la más grande’ en vida, lo mismo que el resto de caras conocidas del clan. Sin embargo, mucho han cambiado las cosas y poco o nada queda de eso.

La virgen predilecta de la reina de la copla no ha salido en procesión por segundo año consecutivo por culpa de la pandemia. Cierto aroma a desolación entre la población chipionera para un día de celebración que la hermana de Rocío Jurado y su cuñado se han empeñado en mantener vivo.

Gloria Mohedano y José Antonio han visitado el santuario de Nuestra Señora de Regla / Gtres
Gloria Mohedano y José Antonio han visitado el santuario de Nuestra Señora de Regla / Gtres

Gloria Mohedano y José Antonio Rodríguez han decorado el balcón de la que fuera vivienda de Rocío Jurado con plantas y un cartel de ‘Viva la Virgen de Regla’. Del mismo modo, no han faltado a su cita en el santuario situado en el Paseo Costa de la Luz de la localidad gaditana. Allí, ambos han rezado y pedido, quién sabe si por recuperar la unión perdida.

A su salida, la hermana de la artista se ha tenido que enfrentar a las preguntas de la prensa, obligadas por el contexto actual. Los reveladores detalles del testamento cambiado por Rocío Jurado, el cuaderno particional que hizo y el posterior reparto de la herencia, colapsan la actualidad de la crónica social en las últimas semanas.

Dicho cuaderno se redacta en Madrid, el 29 de junio de 2009, tres años después de la desaparición de la intérprete de ‘Señora’. Ese día comparecen Amador Mohedano, Gloria Mohedano, Rocío Carrasco, Ortega Cano y Ana Iglesias, amiga y albacea de la cantante. Allí se dirimen cuestiones de herencia y legado, y se rectifican errores sobre el patrimonio que dejaba Rocío Jurado, puesto que era mayor al real y se procede a dar la cifra exacta. Por ejemplo, se modifican las participaciones de Fernando, el hijo de Amador y ahijado de Rocío, que eran menores respecto a la valoración inicial. Otro error corregido fue la sobrevaloración de la finca ‘Los Naranjos, así como el ajuar doméstico de Jurado y joyas y pieles, que van a parar a la heredera universal, su hija Rocío Carrasco.

Hermanos, marido, hijos y nieta de Rocío Jurado / Gtres
Hermanos, marido, hijos y nieta de Rocío Jurado / Gtres

A este embrollo hay que sumarle como telón de fondo la segunda parte de la docuserie de esta última, que verá la luz muy pronto’ y donde -presumiblemente- va a contar toda la verdad sobre el reparto de la herencia de su madre. Un testimonio que apunta a dejar en no demasiado buen lugar a su familia materna.

Con este paisaje, no sorprende que ni Amador Mohedano, ni su hermana Gloria ni José Antonio hayan querido pronunciar una sola palabra sobre tan controvertido tema. Por delante les esperan semanas duras en las que está por ver si deciden romper su silencio. Quizás el documental de Rocío Carrasco les obligue a hacerlo.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias