'El Hormiguero'

Cristina Pedroche se corta la melena, amenaza con raparse y cuenta algunos detalles de Nochevieja

Cristina Pedroche llegó como un ciclón al plató de El Hormiguero la noche del pasado jueves. La de Vallecas fue la encargada de poner el broche de oro al programa en este 2021 con máxima expectación por saber qué vestido lucirá el próximo 31 de diciembre para fin de año. La noche deparó muchas sorpresas, algunas de ellas desveladas, otras a medias y las demás que permanecen siendo secreto. Además, se abrió en canal para hablar de sus inseguridades cuando conoció a Dabiz Muñoz.

Cristina Pedroche, en 'El Hormiguero' / Flickr
Cristina Pedroche, en ‘El Hormiguero’ / Flickr

Lo primero que llamó la atención fue verla con un aspecto diferente y la presentadora no tardó en avanzar novedades: «Este año están pasando cosas ya. Llevo una peluca de pelo natural porque no quiero que se sepa lo que hay debajo, lo que pasa y lo que va a pasar”. Puro misterio. Pablo Motos quiso saber algo más y trató de adivinar lo que tenía pensado, preguntándole si se va a rapar la cabeza: «Este año pasarán más cosas alrededor que sólo el vestido. Van a pasar cosas, pero eso sí, desde que empiece la retransmisión ya lo ves, y sí, es en la cabeza», respondía.

¿Se imaginan a la Pedroche sin pelo? Podría ser una posibilidad. Lo que dejó claro es que no teme que le salgan calvas si se afeita el pelo: «Espero que no, pero luego hay pelucas naturales estupendas y también crece», dijo entre risas. Tampoco teme a las críticas porque está acostumbrada a acostarse y levantarse con ellas: «La vida son dos días y no voy a estar amargándome, yo medito y afronto las críticas meditando. Si todo el día me están criticando, la mochila me pesa, pero lo importante es cómo yo me siento y lo que quiero hacer estos días».

Cristina Pedroche, en 'El Hormiguero' / Flickr
Cristina Pedroche, en ‘El Hormiguero’ / Flickr

Las claves del vestido de Cristina Pedroche

Al margen de lo que pueda hacer con su pelo, el otro gran punto de atención es el look en sí que lucirá. Una vez más, el polifacético estilista Josie está detrás. Sobre el vestido, desveló que la talla no es en ningún caso una preocupación: «Este año no pasa nada porque coma, no hay problema por la talla, está medida pero puede ser más ancha o más estrecha, no pasaría nada si engordara tres o 10 kilos».

Cristina Pedroche, en 'El Hormiguero' / Flickr
Cristina Pedroche, en ‘El Hormiguero’ / Flickr

Cristina Pedroche cuenta que la elección es algo que se lleva a cabo con mucha antelación y destapó alguna que otra crisis con su mano derecha: «En junio este año casi mato a Josie, le mandaba fotos y no llegábamos a una idea y antes de irme de vacaciones necesitaba tener algo para irme tranquila. Tuvimos un gabinete de crisis, me contó su idea, al principio no me convenció, pero como me fío mucho de él, le dejé que me enseñara y se me saltaron las lágrimas. No es un vestido como tal, no hay tela, es otra cosa, es un mensaje», comentó.

Sus inseguridades en el amor

La extensa charla de Cristina Pedroche con Pablo Motos también dio a pie a que se desnudase ante el público y contase cómo fueron sus inicios junto al chef de DiverXO. Por mucho que ahora pueda parecer una persona segura de sí misma, no siempre fue así: «Siempre se me ha dado muy mal el tema chicos, no me interesaba mucho, siempre estaba centrada en mis estudios y no necesitaba una persona que me complementara. Con David fui yo la que dio el paso, es muy parado, súper respetuoso, él decía que todo el mundo querría estar conmigo y que a los 15 días le estaba dando las llaves de mi casa, que estaba muy loca. Antes de darnos el primer beso, le había comprado el cepillo de dientes, sabía que era él, que me quería casar con él”. Y desvela una anécdota: «El primer día que se quedó a dormir no tenía cafetera y al día siguiente fui a comprar una por si me dejaba por no tener cafetera”.

Cristina Pedroche, en 'El Hormiguero' / Flickr
Cristina Pedroche, en ‘El Hormiguero’ / Flickr

Por último, Cristina respondió a las preguntas de las siempre atrevidas Trancas y Barrancas, que quisieron saber si se tomaba alguna copa en Nochevieja o cómo se organiza con su compañero de faena, Alberto Chicote: «Esa noche en el set no entra alcohol, no se toma nada (…) los que estamos allí estamos cada uno en un balcón y a veces nos vemos. Tengo un acuerdo con Alberto, él va diciendo las campanadas y yo me voy comiendo las uvas porque soy un poco supersticiosa con el tema uvas y me las como siempre, Chicote es el que no se las come», explicó.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias