Puro músculo

El menú prohibido en la mesa de Cristiano Ronaldo

El futbolista portugués sigue con disciplina unos hábitos alimenticios que le han llevado a ser un prodigio físico y no duda en echarle la bronca a sus hijos cuando comen tres alimentos. Te contamos cuáles.

  • LOOK

A nadie coge por sorpresa ya que Cristiano Ronaldo es uno de los deportistas que mejor se cuida. Su espectacular y rocoso físico no es fruto de la casualidad. Horas y horas de gimnasio y una alimentación casi militar basada en vegetales, alto contenido de proteínas, fibra e hidratos de carbono para adquirir energía. Los hábitos de vida saludables que sigue a rajatabla es el secreto de su portentosa planta y el luso quiere que sus hijos sigan su estela.

En este sentido, el delantero de la Juventus ha hablado sobre alimentación y sobre las pautas alimenticias que se siguen en su casa y que él mismo supervisa. Una charla informal que tuvo lugar durante la gala de entrega de los Globe Soccer Awards, en Dubái, que le reconocieron como mejor futbolista del siglo XII. Allí estuvo acompañado por una imperial y despampanante Georgina Rodríguez y por Cristiano Jr, su hijo mayor.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Cristiano Ronaldo (@cristiano)

El portugués aprovechó su estancia en los Emiratos Árabes para confesar cuál es el menú prohibido en su casa y el cual por el que le echa unas cuantas broncas a su hijo, que sueña con seguir los exitosos pasos de su padre: «Veremos si mi hijo llega a ser un gran jugador, aún no lo es. A veces bebe refrescos y come patatas fritas, él sabe que no me gusta. Le digo que después de la cinta debe descansar en agua fría y no le gusta. Es normal, tiene 10 años. Tiene potencial, es rápido y dribla bien, pero eso no es suficiente, con eso no llega. Es necesario mucho trabajo y dedicación, siempre se lo digo. No le voy a presionar, pero si me preguntan si me gustaría, claro que quiero. Sin embargo, quiero todo lo que sea lo mejor para él, sea futbolista o médico».

El hijo mayor de Cristiano está desarrollando un gran potencial y está maravillando a todos jugando con las categorías inferiores de la Juventus. Pero su padre quiere llevarle por la buena senda, la del deporte y el estilo de vida saludable. Hay otro manjar que también está prohibido: el chocolate: «Incluso con mis hijos más pequeños, cuando comen chocolate, me miran primero porque saben que no me gusta». No comer chocolate es una práctica ya instaurada en la mansión de CR7 y Georgina en Turín. Algo que comprobamos cuando la española compartió un vídeo de la reacción de su hija Alana Martina cuando le ofrecía este alimento: «No, chocolate no que papá se enfada». Es la versión más ‘autoritaria’ como padre de Cristiano Ronaldo, pero está claro que lo hace por el bien de sus hijos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Cristiano Ronaldo (@cristiano)

Después de unas vacaciones en Dubái, Cristiano Ronaldo y su familia regresan a Italia. El futbolista había disfrutado de unos días libres pero este fin de semana vuelve la competición y él es la estrella de la Juventus, por lo que no puede faltar al primer partido del año para el cuadro dirigido por Andrea Pirlo. Antes de eso, celebrarán la Nochevieja y el Año Nuevo y a buen seguro que nos dedican imágenes como la de aquí arriba. Lo que parece seguro es que en la mesa no habrá ni patatas fritas, ni refrescos ni chocolate. Papá Cristiano manda.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias