ROMÁNTICA ESTAMPA NAVIDEÑA

Ana Soria y Enrique Ponce, escapada con vistas y baño para dos a media noche

Enrique Ponce y Ana Soria han elegido un plan romántico para despedir el año de su amor

Ver vídeo

Enamorados y juntos. Así van a pasar la última noche del año Enrique Ponce y Ana Soria. Un año importante para ellos que se merece una despedida por todo lo alto y en un enclave de ensueño. Viven en Almería, en un ático con vistas al mar y la pareja ha decidido cambiar de estampa a una más navideña. Ha sido Ana quien ha compartido una imagen de su idílico destino en sus stories de Instagram donde se puede ver a Enrique Ponce con el torso desnudo y mirando por un enorme ventanal un paisaje digno de postal. De noche, con una enorme montaña nevada de fondo y las luces de las farolas que iluminan el lugar. Sin duda dejar este 2020 tenía que ser de esta manera: los dos solos, con nieve y en una atmósfera impregnada del romanticismo del que han hecho gala desde que se conoció su relación.

Enrique Ponce, Ana Soria
Baño para dos a media noche, así despiden su año Ponce y Ana Soria/@anasoria.7

Fue el 1 de julio cuando Ponce y Paloma Cuevas anunciaban su separación. Una noticia que supuso un shock ya que eran considerados uno de los matrimonios más sólidos del panorama nacional. Pero después de más de 25 años juntos, la pareja decidía poner fin a su vida en común de mutuo acuerdo, y pensando en el bienestar de sus dos hijas, Paloma y Bianca. Solo una semana después se conocía que el diestro de Chiva mantenía una nueva relación con una estudiante de Derecho de Almería, 28 años más joven que él y que respondía al nombre de Ana Soria.

Enrique Ponce y Ana Soria
Una semana después de anunciar su separación, se conocía que Ponce estaba enamorado de nuevo/Instagram @anasoria.7

A partir de ese momento Enrique Ponce y Ana Soria se convertían en la pareja del verano. No se escondían. Es más, las redes sociales fueron el escenario en el que ambos gritaban su amor a los cuatro vientos sin importarles los comentarios y las críticas de aquellos que no entendían la forma de actuar del torero. Y es que, hasta ese momento, la discreción había sido el santo y seña del valenciano y de la que había sido su mujer durante más de dos décadas. Pero estaba enamorado y esa ilusión le llevaron a dar un cambio radical: más visibilidad en redes sociales, mensajes de amor a su chica en Instagram, fotografías de los dos. Y llegó su reaparición en los ruedos, momento en el que Ponce hizo ‘oficial’ su noviazgo de una manera simbólica: dibujando una ‘A’ en el albero con su manoletina.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ana (@anasoria.7)

Pero toda cara tiene su cruz. Y la de Enrique Ponce no ha sido otra que romper con su estabilidad. Un divorcio, aún sin firmar al menos por su parte, y unos problemas económicos que, según fuentes cercanas al diestro, serían las causantes de este retraso en plasmar su rúbrica en el acuerdo de divorcio que Paloma Cuevas ya firmó en su momento. Según la información publicada por la periodista Paloma García-Pelayo en este digital, citando fuentes fidedignas, «los negocios no le han ido nada bien y las deudas le superan». Unos  problemas económicos que nada tienen que ver con la pandemia, aunque la crisis sanitaria ha golpeado duramente al mundo del toro. La temporada de Enrique Ponce ha quedado resumida en 16 corridas y la Oreja de Oro, galardón otorgado por RNE al mejor torero de la temporada.

A pesar de que todo lo relacionado con la custodia de las pequeñas, así como el domicilio en el que residirían las niñas y Paloma, y la pensión estaba claro, Ponce solo ha firmado un preacuerdo. Pero los negocios no le han ido bien. El torero invirtió en dos tipos de negocio: la explotación agrícola y ganadera y las propiedades inmobiliarias. Para ello constituyó dos sociedades, Cetrina S.L. y Cpm Building S.L. La primera, creada en 1994 Ponce aparece como administrador único y Paloma Cuevas como apoderada. Se dedica a la producción agrícola y ganadera de la finca ubicada en Jaén. El producto estrella es el aceite de oliva virgen extra. Pero la evolución y los resultados son negativos, a cierre del 2019.

La otra compañía, Cpm Building S.L., cuyo accionista mayoritario es Cetrina S.L. y Paloma aparece también como apoderada, se dedica a la compraventa y explotación de locales comerciales en las provincias de Jaén y Málaga. Y aunque con mejor resultados que la anterior, tampoco soluciona los problemas de Enrique Ponce. Es tiempo de reflexión y de encarar el nuevo año con buenos propósitos, cerrar una etapa y comenzar otra. Y así lo hará esta noche con Ana Soria.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias