Instagram

La recaída de Ana Obregón en pleno despegue que ha preocupado a sus fans

La presentadora vuelve a caer en el dolor y la nostalgia que le supone aceptar que su hijo, Álex Lequio, ya no está con ella.

  • LOOK

Ana Obregón no logra cerrar la herida abierta con la muerte de su hijo. Da igual el tiempo que pase y es que suele decir que los actos contra natura no se superan y que un padre o una madre entierren a un hijo lo es. Bien es cierto que el hecho de regresar al trabajo la ha ayudado a ocupar más su tiempo y a tener su cabeza un poco más despistada. Pero hay algo que no cambia por más que pase el tiempo: el recuerdo constante hacia la figura de Álex Lequio.

La actriz ha vuelto a ser presa de la nostalgia que le produce la ausencia de su hijo en su último post de Instagram: «Mi Guerrero de Luz, si puedo ver las estrellas es que no estás tan lejos. #alessforever 💔», escribía al lado de una fotografía suya vestida de negro. Con esto vuelve a dejar claro que no da ningún paso en su vida sin que su primogénito esté a su lado iluminando su camino.

Ana Obregón se mostró con ganas de dejar atrás el maldito año 2020 que le arrebató a su hijo. Su presencia en las Campanadas sirvió como cadena de cambio para empezar el 2021 con fuerza, pero la tristeza es su compañera de vida. El ejemplo de entereza y coraje que dio a toda España el pasado 31 de diciembre fue muy elogiado: «Quiero mandar un mensaje de esperanza, y quiero que cuando suenen las 12 campanadas miremos al futuro con la convicción de que juntos y con responsabilidad saldremos de este túnel. Y voy a pedir un aplauso. Por quienes han luchado contra la pandemia, contra el cáncer y contra muchísimas otras enfermedades…. Por ellos por los que son los verdaderos héroes de este año, por los que siguen luchando voy a pedir un aplauso tan fuerte que llegue hasta el cielo», dijo ante las cámaras.

Ana Obregón
Álex sigue siendo el motor de su madre/@ana_obregon_oficial

No es ningún secreto que durante este tiempo, Ana Obregón se ha sentido completamente vacía y que por momentos ha sentido que no podía seguir sola hacia delante. El padre de su hijo, Alessandro Lecquio, y sus hermanas han sido un pilar básico todo este tiempo. Pero la actriz también ha encontrado el aliento y el arropo de su público. La gran parte del país ha cerrado filas en torno a ella para mostrarle todo su apoyo en este duelo que todavía tiene que cumplir.

Especialmente emotivo fue el mensaje que publicó en redes cuando se cumplieron 8 meses del fallecimiento de su hijo: «8 meses sin ti. 8 meses sin vida. Los dos. Escribo para intentar transformar el dolor en palabras, pero cuando el dolor es devastador es indecible. No hay palabras. En ningún diccionario del mundo. ¿Cómo se llama a los padres que han perdido un hijo? Solo encontré una en sánscrito: VILOMAH (en contra del orden natural». Poco a poco, Ana intenta volver a recuperar la felicidad perdida.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias