¡Feliz 2021!

Ana Obregón da una lección de entereza con un emocionante mensaje de esperanza en las campanadas

Ana Obregón no solo ha cumplido sino que ha superado las expectativas. En la despedida de año más complicada de su vida, tras la muerte de su hijo Álex Lequio el pasado mes de mayo, la artista ha conseguido cumplir con su objetivo y transformar su dolor en amor para todos los españoles

Ana Obregón ha vuelto a sorprender. La artista no solo ha lucido su mejor sonrisa sino que, conteniendo la emoción ha pedido un momento para mandar a todos los españoles un potente mensaje de esperanza. «Quiero mandar un mensaje de esperanza, y quiero que cuando suenen las 12 campanadas miremos al futuro con la convicción de que juntos y con responsabilidad saldremos de este túnel. Y voy a pedir un aplauso. Por quienes han luchado contra la pandemia, contra el cáncer y contra muchísimas otras enfermedades…. Por ellos por los que son los verdaderos héroes de este año, por los que siguen luchando voy a pedir un aplauso tan fuerte que llegue hasta el cielo».

El recuerdo de Ana Obregón a su hijo Álex se percibía en cada una de sus palabras, pero ha habido un momento de lo más especial en su intervención, cuando ha mandado un mensaje de manera directa a su hijo, elevando la mirada al cielo y sin apenas poder contener las lágrimas. 

Para esta noche, Ana ha apostado por un espectacular vestido blanco de su diseñador de cabecera. La unión entre Ana Obregón y el diseñador Alejandro de Miguel viene de lejos. La presentadora ha confiado en el modisto en numerosas ocasiones, aunque ninguna más dolorosa como el funeral de su hijo. Para el último adiós a Álex Lequio, de Miguel confeccionó un precioso vestido negro cargado de significado para Ana, ya que seguía las líneas del look favorito del joven entre todos los de su madre. Esta vez, según ha contado la propia Ana, el estilismo ha sido muy complicado de decidir. «Ha sido complicado porque yo sigo de luto. Alejandro ha tenido mucha paciencia, ha venido a probarme a casa… El blanco es luto en otros países y han obrado un milagro entre él y la familia Rabat».

Ana Obregón ha sido una de las protagonistas del 2020 debido a la tragedia personal que le ha tocado vivir. La muerte de Álex Lequio, su único hijo, dejó a la artista sumida en la más profunda tristeza el pasado mes de mayo y desde entonces su vida ha cambiado de manera radical. Durante el proceso de duelo que está viviendo, la protagonista de ‘Ana y los 7’ ha pasado por momentos en los que ha estado prácticamente aislada y alejada de todos. Pero en los últimos dos meses la artista ha ido recuperando fuerzas y lo que empezó con una inesperada y sorprendente entrevista concedida a la revista ¡HOLA! ha terminado este fin de año con una vuelta a la televisión de lo más esperada.

La propia Ana Obregón ha ido compartiendo con sus ‘followers’ a través de Instagram sus sensaciones de cara a esta noche tan especial. Hay que recordar que en el pasado la bióloga fue la encargada de dar la bienvenida al Año Nuevo en Televisión Española en numerosas ocasiones por lo que la experiencia de la Nochevieja de 2020 le habrá traído numerosos y emocionantes recuerdos del pasado. «Éstas imágenes de la Puerta del Sol reflejan no solo mi felicidad sino también la de toda España celebrando la llegada de un nuevo año. Esa plaza llena de gente a rebosar, celebrando, cantando ,bailando , abrazándose… Esa puerta del sol que mañana estará vacía para que el año que viene pueda estar llena de gente otra vez. Y tú mi Áless que desde que eras pequeño me veías desde casa y yo te mandaba besos , mañana me verás desde un sitio privilegiado y mi corazón estará cada segundo contigo»

La propia Ana confesó a través de sus redes cuál es el motivo que le ha llevado a aceptar presentar las campanadas y no es otro que agradecer a todos los españoles el cariño que ha recibido en el momento más difícil de su vida.  «Acompáñanos en la noche más especial del año. Allí estaré un año más en mi casa @rtve de la mano de mi maravillosa amiga y compañera @anneigartiburu. Salir de mi duelo e intentar transformar el dolor y sufrimiento en amor para que de alguna manera pueda agradecer a toda España su cariño. No es valentía y no tiene ningún mérito. Valientes son los enfermos que luchan cada día para vivir y yo he tenido el mayor ejemplo de eso. Estas campanadas van por ti mi Aless».

Lo último en Actualidad

Últimas noticias