La amistad ‘de premio’ de Cayetano Martínez de Irujo que le enfrenta a Estrella Morente

El hijo más polémico de la Duquesa de Alba ha recibido un premio cuyo impulsor es alguien muy cercano a él y enemigo de la artista

Cayetano Martínez de Irujo ha recibido hace solo unas horas la Medalla de Honor de la Real Academia Nacional de Medicina. Teniendo en cuenta que la carrera profesional del hijo de la Duquesa de Alba transcurre entre el albero de las hípicas en las que compite como jinete, el reconocimiento por parte de la institución médica podría resultar de lo más sorprendente. Según reza la nota de prensa con la que ‘La Esfera’ -editorial a cargo de la biografía del duque de Arjona- convocaba a los medios de comunicación, “con este galardón se reconoce su compromiso con el mecenazgo y el respaldo a diferentes iniciativas y organizaciones sociales, culturales y médicas”.

Cayetano Martínez de Irujo durante su discurso tras recibir la Medalla de Honor de la Real Academia Nacional de Medicina / GTRES
Cayetano Martínez de Irujo durante su discurso tras recibir la Medalla de Honor de la Real Academia Nacional de Medicina / GTRES

La solidaridad del ex de Genoveva Casanova ha sido noticia en más de una ocasión, siendo la vez que reveló en una entrevista concedida a la Sexta que tenía a una familia de refugiados sirios acogida en una de sus fincas la más sonada. Pero ¿y la medicina? La convocatoria a los medios tiene la clave para comprender el nexo entre Cayetano Martínez de Irujo y la Medalla de Honor. “El Dr. Enrique Moreno González, Académico de Número, ha sido el artífice de su candidatura, que fue aprobada de forma unánime por la Junta de Gobierno. El doctor Moreno, a quien une una estrecha relación con el galardonado, será el encargado de pronunciar el Laudatio”.

Cayetano Martínez de Irujo presentó su biografía acompañado de Luis María Ansón y del doctor Enrique Moreno / GTRES
Cayetano Martínez de Irujo presentó su biografía acompañado de Luis María Ansón y del doctor Enrique Moreno / GTRES

Enrique Moreno es, para la suerte y la desgracia del hermano de la Duquesa de Montoro, un nombre que aparece unido al suyo en demasiadas ocasiones. ¿La desgracia? Es el médico encargado de operarle cada vez que sufre una de sus crisis intestinales -y ya son 10 en los últimos años-. ¿La suerte? Siempre consigue curarlo.

Tanto es así que en ‘De Cayetano a Cayetana’, la autobiografía publicada por el conde de Salvatierra, una de las dedicatorias más personales es para el Doctor Moreno: “A Enrique Moreno, por haberme salvado la vida y haber pasado a formar parte de mi familia escogida”.

La muerte de Enrique Morente

Enrique Morente en una imagen de archivo / GTRES
Enrique Morente en una imagen de archivo / GTRES

Pero no todos los pacientes del Académico han tenido la misma suerte. Don Enrique Moreno fue Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica en 1999 y es toda una eminencia en cirugía, pero la muerte del cantaor Enrique Morente tras pasar por su quirófano fue, durante un tiempo, la mancha que empañó su impecable y fascinante currículo como profesional. En diciembre de 2010 el padre de Estrella Morente ingresó de urgencia en la Clínica de la Luz donde 11 días después falleció tras dos operaciones para tratar un cáncer de esófago durante las cuales la familia nunca había contemplado la muerte como opción. O eso pensó el entorno del músico. La familia del artista emprendió una batalla legal contra Enrique Moreno y la Clínica de la Luz, siendo su hija Estrella y su yerno el torero Javier Conde la cara más visible del enfado y el desgarro del entorno de Morente.

Estrella Morente y Javier Conde abandonando el hospital en el que falleció Enrique Morente / GTRES
Estrella Morente y Javier Conde abandonando el hospital durante el ingreso de Enrique Morente / GTRES

Tres años y medio después, en mayo de 2013, la Justicia española se pronunció a favor del doctor Moreno. El Juzgado de Instrucción número 52 de Madrid decretó el archivo de las actuaciones contra los profesionales de la clínica en la que uno de los cantaores más grandes de la cultura flamenca perdió mucho más que la voz. Desde el centro médico se expresó entonces la satisfacción por el fallo a su favor y se reiteró el respeto por el dolor de la familia Morente, pero Don Enrique, el íntimo amigo de Cayetano Martínez de Irujo, no lo hizo hasta dos años después cuando confesó, en una entrevista concedida a ‘El Mundo’, que “sus manos están tranquilas (…) aunque eso no quiere decir que tenga la piel insensible”.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias