Millonario pero con escándalos a cuestas

Fernando Palazuelo, la única ‘mancha’ en la vida impecable de la futura duquesa de Alba

Fernando Palazuelo fue condenado por coacciones en 2006

Es uno de los hombres más conocidos de Perú

Fernando Palazuelo, Sofía Palazuelo
Fernando, el padre de Sofía Palazuelo / Gtres

El contexto que rodea a la boda entre Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James Stuart es idílico. Pero no es oro todo lo que reluce y siempre hay alguna nota discordante que rompe la armonía. En este caso, las miradas están centradas en el padrino de la ceremonia, Fernando Palazuelo, padre de la novia. Los negocios que un día puso en marcha junto a la madre de su hija le han hecho consolidarse como alguien importante y con un gran potencial económico, pero también han tenido borrones que no casan en absoluto con la imagen que transmite la Casa de Alba. El ascenso de su influencia se construye desde que comenzase su relación con Sofía Barroso.

[Sofía, la antítesis del legado de la duquesa de Alba]

La madre de la futura duquesa de Huéscar siempre se ha dedicado al mundo del arte. En su juventud fundó una galería para artistas noveles junto a Fernando Palazuelo. El matrimonio dio forma a ‘Arte Express’ en los años 80, una empresa destinada a hacer rutas por museos a gente con grandes fortunas, pero con actividad comercial. Su labor se centraba en comprar edificios baratos que reacondicionaban y luego vendían en Palma, Madrid y Barcelona. Después se trasladaron a vivir a Mallorca y tras 20 años allí, él se marchó a Perú para continuar expandiendo un negocio que había arrancado en España: rehabilitar viviendas antiguas.  Allí logró hacerse un nombre como uno de los asesores inmobiliarios más importantes, pero con la polémica de la mano.

Fernando Palazuelo
Fernando Palazuelo, en uno de los edificios que rehabilita para después vender / Gtres

Su estancia en Mallorca no fue sencilla y tuvo su epicentro de controversia en una mancha legal muy delicada. A principios de 2000 le denunciaron por presionar a varias personas para que abandonaran uno de los edificios históricos que pretendía rehabilitar. Se trataba de las Torres del Temple, en la capital balear. Fernando Palazuelo fue condenado por coacciones a dos de sus inquilinos, en el año 2006. Él lo negó todo en la Audiencia Provincial para que finalmente el Ayuntamiento de Palma comprase dichos inmuebles.

El imperio de Lima

En 2008 se mudó definitivamente a Lima justo cuando estallaba la crisis económica en España. Allí es poco menos que un gurú del bussines, gracias a la técnica inmobiliaria que puso en liza en España e incluso ha sido portada de revistas. Solo en el centro histórico de la capital posee 23 edificios. Un periodista peruano bastante afamado confirmó que Palazuelo “es conocido y querido en el mundo de los artistas porque le consideran una especie de mecenas, ya que está rehabilitando muchos edificios importantes. El centro de Lima es casi suyo, una pasada, son todo edificios que se caen a pedazos, pero de gran valor arquitectónico», dice en palabras recogidas por ‘Vanitatis’.

Fernando Palazuelo, la única ‘mancha’ en la vida impecable de la futura duquesa de Alba

Se podría decir que gran parte del mercado de inmuebles de Perú pasa por manos del padre de Sofía Palazuelo y un dato bastante sintomático apareció en la prensa nacional de dicho país: el arquitecto gana tres millones y medio de euros al año solo del Estado. Su gran activo es que los edificios de los que dispone se encuentran ubicados en pleno centro histórico, cerca del Congreso y de Palacio de Gobierno, haciendo su compra muy apetecible.

Ahora ha ampliado sus miras hasta Estados Unidos, donde pretende ampliar su imperio: en 2014 compró un terreno en el este de Detroit por 405.000 dólares en una subasta de bienes embargados. En lo personal, Fernando Palazuelo está casado con otra mujer,  con quien ha tenido otros dos hijos. De hecho, en sus negocios en Norteamérica participan de los mismos dos de los hijos que tuvo con Sofía Barroso, Jaime y Beltrán, a su vez hermanos de Sofía.

[Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James, el espectacular regalo que han recibido antes de su boda]

La boda de Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James es una de las más esperadas de la alta sociedad española. A sus 26 años, Sofía se ha convertido en todo un icono de estilo. Su currículum tampoco es baladí. Es licenciada en Marketing y Comunicación y ha trabajado para firmas como Oscar de la Renta o Carolina Herrera. Además, ha desempeñado su labor en Lima en la prestigiosa consultora de comunicación Llorente & Cuenca.

Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James
Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James, durante la Feria de Abril / Gtres

Lo último en Actualidad

Últimas noticias