Alimentación

El 47% de consumidores cambian de hábitos alimentarios por preocupación medioambiental

El 27% de los encuestados del mundo estaría dispuestos a comer más productos del mar si realmente supieran que no causan daños a los océanos

Más de la mitad de los encuestados sitúa al cambio climático como entre sus tres principales preocupaciones medioambientales

preocupación medioambiental
Pesca en alta mar (Foto Greenpeace / Roger Grace)
Antonio Quilis Sanz
  • Antonio Quilis Sanz
  • Periodista especializado en información medioambiental desde hace más de 20 años y ahora responsable de OKGREEN en OKDIARIO. Antiguo director de El Mundo Ecológico y colaborador en temas de medioambiente, ecología y sostenibilidad en Cadena Ser.

Los hábitos de alimentarios de los españoles podrían estar cambiando en por tener una mayor preocupación medioambiental. Pero este no sólo es el factor del cambio de costumbres, también están influyendo factores como la salud y el coste de la comida.

De este modo, el 47% de consumidores en España afirma que está cambiando sus dietas, según una nueva encuesta global encargada por Marine Stewardship Council (MSC).

Para realizar este informe, los investigadores de la consultora global GlobeScan encuestaron  a 27.000 personas de 23 países sobre sus dietas y si estas estaban cambiando, en España, la muestra ascendió a 1.000 consumidores de pescado.

Doble cambio

Y es que se podría decir que hay una doble alteración, el cambio climático está provocando un cambio de dietas en los consumidores. De esas 27.000, un total de 22.000 dijeron que sí que estaban cambiando sus dietas.

De entre ellas, el 43% a nivel global y el 47% en España han señalado que lo están haciendo por la preocupación, por motivos medioambientales, además de por la salud y el precio.

El mayor cambio se ha producido en las carnes rojas, como la carne de res y el cordero, ya que el 39% de los compradores encuestados ha confirmado que ha reducido su consumo en los últimos dos años (un 43% en España).

Además, el 37% de personas ha afirmado que comía más verduras y el 11% que comía más pescado en comparación a 2022 (mismo porcentaje en España).

Consumo de más pescado

A su vez, uno de cada diez encuestados ha señalado que come más pescado, pero no obstante, tres de cada diez de estos mismos están reduciendo su ingesta.

De cara al futuro, el 27% de los encuestados globales también han dicho que estarían dispuestos a comer más productos del mar si realmente supieran que no estaban causando daños a los océanos (28% de los consumidores españoles).

Preocupación ambiental

Asimismo, la encuesta revela que el 51% de los encuestados sitúa al cambio climático como opción entre su principal preocupación medioambiental.

En esta misma línea, otros problemas importantes a destacar son la pérdida y destrucción de bosques y zonas arboladas (40%), la contaminación de ríos y arroyos (38%) y la salud de los océanos (35% a nivel global, mientras que en España la cifra sube hasta el 47%).

A su vez, el estudio realizado por MSC detalla que la preocupación sobre el estado de los océanos a nivel global también está aumentando, ya que el 91% de los encuestados dice estar preocupado, frente al 89% de hace dos años.

Pesimismo en los mares

Paralelamente, el optimismo sobre la posibilidad de salvar a los océanos de un daño irreversible se ha desplomado. Sólo el 35% de los participantes en la encuesta afirmó que cree que dentro de 20 años habremos salvado los océanos de daños irreparables causados por los humanos, frente al 48% de hace dos años.

A pesar de este panorama, la investigación muestra que el 64% de los entrevistados confirma que siente un mayor deseo de proteger el medio marino.

Con respecto a la pesca sostenible, el 55% afirmó que la asociaba con la protección de las especies vulnerables o en peligro de extinción y el 54% reconoció que facilita el mantenimiento próspero y saludable de las poblaciones de peces.

Exposición

MSC abrió al público en el Centro Comercial Príncipe Pío de Madrid una instalación del artista Okuda San Miguel, fruto de la colaboración entre la Fundación Coloring The World y MSC.

La obra mostró una red multicolor de peces que representa la supervivencia de los ecosistemas marinos e invitó a la ciudadanía a ser consciente de su responsabilidad hacia los océanos y hacia las generaciones futuras, así como a reconocer su interdependencia con la naturaleza.