Cómo quitar el hielo del parabrisas tras una helada sin cargártelo

Hielo
Quitar el hielo del parabrisas tras una de las habituales heladas de estas fechas puede ser más complicado de lo que se piensa, habiendo incluso cosas que no son nada recomendables hacer.

¿Cuántas veces te has tenido que enfrentar a la ardua tarea de quitar el hielo del parabrisas de tu coche tras una dura noche invernal? Seguro que todos y cada uno de vosotros habéis tenido que poneros manos a la obra con esto. Existe además mucha leyenda acerca de lo que hacer y lo que no, con el fin de no hacer añicos el cristal. Vamos a repasar todo ello, además de darte algunos consejos para, en la medida de lo posible, anticiparte al blanco elemento. Vamos con ellos.

La prevención, clave

Si sabes que vas a aparcar el coche en la calle y que se prevén heladas, hay formas de evitar que nuestro parabrisas sucumba a las inclemencias. Por ejemplo, puedes prevenir la aparición del hielo colocando una manta más o menos gruesa sobre el cristal. También puede valer un cartón viejo, pero será la manta, por su grosor, la que mejor haga de barrera protectora. Otro truco casero es echar sobre el parabrisas una mezcla de agua y vinagre, en una mezcla que comprenderá tres partes de lo segundo por cada una de lo primero.

Lo que no debes de hacer jamás

Una vez haya helado sobre tu parabrisas, lo que jamás debes hacer para acelerar el proceso de deshielo es echar agua caliente sobre el mismo. El cambio de temperatura puede hacer que el cristal se raje. Tampoco debes echar sal sobre el cristal para posteriormente ponerte a rascar, porque lo más normal es que lo llenes de arañazos, además de que no hay que olvidar el poder corrosivo de este elemento si entra en contacto con la pintura de la carrocería.

Enciende el motor

Si ha helado, lo primero que debes hacer es encender el motor y, tras conectar la calefacción, dirigir los aireadores hacia el cristal. De esta manera, éste irá cogiendo temperatura poco a poco derritiendo de la misma forma el hielo. Será entonces cuando debemos rascar, siempre con un objeto adecuado para evitar dañar el parabrisas. Si no tienes rascador, puedes utilizar cualquier carnet de plástico al que no le tengas mucho aprecio.

¿Puedo echar algo sobre el parabrisas?

También puedes acelerar el proceso echando sobre el parabrisas líquido refrigerante y alcohol. Incluso echarlo antes de una helada puede hacer que las consecuencias de la misma sean menores, dadas sus propiedades anticongelantes.

¿Cómo desempaño los cristales?

Otra de las consecuencias del frío intenso es el empañamiento de los cristales cuando vamos conduciendo. Aunque nos den ganas de ello, no debemos solucionarlo limpiándolo por nuestra cuenta, ya que se quedarán manchas que a la larga serán muy molestas. Lo mejor es utilizar el climatizador para que su propia acción quite el vaho que nos impide ver correctamente.

Últimas noticias