Cara y cruz

El torbellino de emociones de María Pombo y Pablo Castellano en su primer año como casados

Un año después de que la pareja se jurase amor eterno, María y Pablo tienen mucho que celebrar pese a las últimas malas noticias

  • LOOK

Se conocieron en el verano de 2014 y, aunque lo suyo no fue un amor a primera vista, María Pombo y Pablo Castellano estaban destinados a volver a encontrarse unos meses después. Desde entonces han sido los protagonistas de una bonita historia de amor que les ha llevado a darse el ‘sí, quiero’ hace justo un año en la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda (Cantabria). Frente a unos 300 invitados físicos más los miles que se sumaron de manera online, la pareja se juraba amor eterno en uno de los días más felices de su vida. Ahora, echando la vista atrás hasta la pedida de mano de película en un acantilado cántabro, la fiesta de compromiso en La Borda del Mentidero de Madrid y dos despedidas de soltera -una en Miami y otra en Lisboa-, por fin podemos darles la enhorabuena por su primer aniversario.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

1 año después somos tres…✨💍 eres la suerte de mi vida 🐮💕#ctycn

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el

365 días después de ese mágico día, la influencer y el empresario se han embarcado en una nueva aventura. Hace unos días nos hacían partícipes de su traslado de hogar. “Os juro que estoy con un nudo en la garganta… a punto de llorar, porque me da muchísima pena dejar esta casa. Al final llevamos cuatro años viviendo aquí y tenemos muchísimos recuerdos buenos”, reconocía María. Y es que, la madrileña, ilusionada, pero con sentimientos encontrados, ha decidido cambiar su nidito de amor por una casa bastante más amplia.

Pero eso no ha sido todo. Después de doce meses como marido y mujer y disfrutando de millones de cosas positivas, la adversidad se ha colado en su historia de amor por culpa de una enfermedad. La influencer reaparecía por las redes tras varias semanas ‘desaparecida’ precisamente para contar el importante motivo de su ausencia. “He estado estas últimas semanas yendo al hospital porque he estado sintiendo unos hormigueos bastantes extraños en el cuerpo”, comentaba entonces. “Como sabéis, mi madre tiene esclerosis múltiple y en mi familia estamos muy atentos a estos síntomas. Me han estado haciendo muchísimas pruebas, en la resonancia se vio que tenía una inflamación de médula y la esclerosis múltiple suelen empezar así. No tengo el diagnóstico al cien por cien. Necesito unos días de desconexión para asimilar todo esto”, confesaba Pombo. Un varapalo que hizo que su cuenta se inundara de mensajes de ánimo para la madrileña.

El mal presagio se materializaba este mismo lunes cuando anunciaba el resultado de su chequeo médico: “Los resultados de las pruebas no han ido como yo esperaba, pero en realidad sí que me lo esperaba”, ha comenzado diciendo la joven en un storie en Instagram. “Efectivamente, tengo esclerosis múltiple”. A pesar del diagnóstico, María se ha mostrado muy optimista, como ya viene haciendo en las diversas publicaciones en su perfil de la conocida red. “Me empiezo a tratar la semana que viene, con un tratamiento que es compatible con el bebé, que no le hace año. Y ya cuando dé a luz veremos otras opciones. Estoy súper positiva, tengo una razón muy grande por la que ser muy feliz”, contaba.

 

No obstante, después de la tormenta siempre llega la calma. Y es que, en plena vuelta a la normalidad, la pareja llega con buenas noticias. ¡Van a ser papás! Así lo confirmaba la mediana de las Pombo con un emotivo vídeo donde se la veía emocionada haciéndose una ecografía. “Llegas para alegrarnos la vida”, aseguraba María. La joven está en su tercer mes de gestación (semana 12) y su primogénito tal vez nazca el próximo mes de diciembre. Sea como fuere, en mitad de este torbellino de emociones, la pareja tiene mucho que celebrar en estos días tan bonitos donde lo único que se respira en el aire es amor.

Lo último en Famosos

Últimas noticias