cabello

Nueva tendencia en peluquería: coloración Carey

Nueva tendencia en peluquería: coloración Carey
Nueva tendencia en peluquería: coloración Carey

A veces nos miramos al espejo y sabemos que queremos un cambio pero no exactamente cuál, aunque muchas veces es cierto que la solución se encuentra en nuestro pelo. Pero no, seguramente un corte drástico no es la solución pues ¡por algo llevas tanto tiempo cuidando tu melena para que crezca sana y fuerte! Hay diversos tonos que te encantarán como la coloración Carey.

Ahora que tienes pelazo pues, quizás lo único que necesitas es solo darle un toque distinto que muestre su brillo natural.

Eso exactamente es lo que se lleva esta temporada: lo natural, y aunque puedas pensar que los tonos marrones no son nada especiales e incluso aburrido y pienses que preferirías teñirte de rubio, pelirrojo o incluso en ese color gris platino que ahora ha invadido Internet, a continuación descubrirás que si tienes el pelo castaño ¡esta temporada tienes la oportunidad de estar más a la moda que nunca!

¿Cómo es la coloración Carey?

El cabello castaño de por sí, al igual que los ojos marrones, suele endulzar y suavizar el rostro, y aunque es el más común en España, existen miles de variaciones que puedes probar para darle un toque más personalizado a tu melena.

Deja atrás las mechas californianas, el color bronde o el toque smokey gold, porque cuando descubras este nuevo tratamiento de color que revitaliza la luminosidad de tu pelo pero parece completamente natural ¡te vas a enamorar!

Nueva tendencia en peluquería: coloración Carey

La última tendencia en peluquería se llama Coloración Carey y no solo es perfecta para las chicas de pelo castaño ¡sino que es casi exclusiva para ellas! Se trata de una nueva técnica que pretende reproducir los tonos del clásico caparazón de tortuga que tanto nos gustan en gafas, bolsos y demás accesorios ¡en nuestro pelo! Con esos tonos se consigue iluminar la melena combinando distintos colores de la misma familia cromática y potenciando la sensación de luz.

El secreto es que con esta coloración no se busca un resultado homogéneo, y por ello no se trata de un tinte que se aplique en todo el pelo; la coloración carey sirve para potenciar solo algunos mechones concretos que serán los que se encarguen de darle al conjunto de la melena ese efecto luminoso.

¿Y cómo se consigue este toque diferencial lleno de matices? Pues aplicando de una forma concreta y novedosa las mechas balayage, que tan de moda se pusieron el año pasado.

¿En qué colores de cabello se aplica?

Se puede aplicar a todo tipo de castaños, pero por supuesto en los que más se nota es en los más oscuros, pues los re-ilumina donde la melena más lo necesita. Aun así, aunque parece que para hacer mechas de luz siempre se deban usar tonos rubios o dorados, para esta técnica también podemos recurrir a marrones más claros como el caramelo, el bronce, o el café con leche e incluso también esos tonos tan otoñales que incluyen ligeros matices rojizos como el ámbar, el caoba o el cobre, que dan muy buenos resultados.

Gracias al uso de colores de la misma paleta, no hay un contraste muy marcado y conseguimos una melena con puntos de luz que podrían ser perfectamente naturales.

Lo ideal es conseguir un efecto veteado, y para ello cuanto más largo sea el cabello, mejor, pues de esa forma podemos conseguir entresacar solo algunos mechones para colorearlos en el tono más cálido elegido, logrando el perfecto degradado bonito.

Aun así, los peluqueros los aplican a todo tipo de melenas, aunque haciendo siempre previamente un análisis  del corte de pelo de la persona y cómo este se relaciona con su rostro y tipo de cabello.

La clave para conseguir el perfecto toque carey con el que incluso se puede conseguir un acabado glossy, es iluminar de medias a puntas desde el inicio del cabello con la técnica del face framing, que busca aclarar los mechones más próximos al rostro, enmarcando la mirada.

 

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias