Piel

¿Cuáles son los falsos mitos sobre el after sun?

falsos mitos del after sun
falsos mitos del after sun

El after sun, ese producto indicado para aplicar en la piel tras la exposición al sol, se hace indispensable cada verano. Hay falsos mitos sobre el after sun, un producto cuya función es calmar, regenerar y reparar la epidermis, además de favorecer la hidratación. Por esto un buen producto post-sol debe tener principios activos que actúen como antiinflamatorios y regeneradores de la piel, porque queremos que se repare en profundidad tras cada exposición solar.

Desde BIO-OIL explican que un producto puede hacer todas estas funciones sin depender de que se llame, o no, after sun, sino de los principios activos que lo compongan.

Solo para la piel

No, porque actualmente los principios activos de estos productos combaten los estragos del sol, el cloro y la sal y no solo en tu piel, también en tu cabello.

No dan humedad

Este producto va a necesita tratar, prevenir y mitigar los efectos del sol en la piel. Además, aumenta la humedad de la epidermis lo que consigue un aspecto de suavidad y tersura. Por esto es necesario que la piel obtenga la hidratación que realmente pide en esta época del año.

Sirven de poco

Algunos falsos mitos sobre el after sun están relacionados con su escasa eficacia. Pero sabemos que no es así. Pues la calidad de un bronceado depende del tratamiento que nos apliquemos tras la sesión de sol. De ahí que es necesario  calmar y ayudar a la piel tras unas horas expuesta al sol.

Solo si nos quemamos

Otra falsa creencia de este producto es que muchas personas se lo aplican cuando nos hemos quemado ante el sol. Pero nada más lejos de la realidad, pues debe ponerse siempre que nos haya tocado el sol y esto en verano suele pasar prácticamente cada día. Con el after sun evitaremos enrojecimientos en la piel, escamas y que la piel esté más seca de lo normal.

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias