ESTILO ROYAL

Máxima de Holanda: un estreno brillante y un ‘fiasco’ de estilo

Máxima de Holanda
Máxima de Holanda en una imagen de archivo. / Gtres

Máxima de Holanda es una de las royals más populares del panorama actual. La argentina destaca por su simpatía, naturalidad y espontaneidad, pero también por su estilo, sobre todo por su innata capacidad para lucir looks que en cualquier otra persona serían absolutamente impensables. Ya lo demostró hace unos días cuando en un acto oficial se colocó al cuello una llamativa joya: un collar ‘de mejillones’ que la diseñadora holandesa Inekke Otte le obsequió hace casi una década y que todavía puede comprarse en su página web por un precio de 150 euros.

Máxima de Holanda
Máxima de Holanda en un acto oficial. / Gtres

Pero más allá de que la argentina es conocida por su gusto por las joyas y abalorios llamativos y de gran tamaño, lo cierto es que en la mayoría de las ocasiones sus looks son bastante acertados. Sin embargo, esto no ocurre siempre.

Precisamente esta semana, la Reina ha participado junto al Rey Guillermo en el Concierto del Día del Rey. Una tradición que se inició a mediados de los años ochenta, por parte de la hoy princesa Beatriz y su marido. Este compromiso se celebra algunas semanas antes del Día del Rey y que este año ha tenido como escenario la ciudad de Maastrich.

Máxima de Holanda
Máxima y Guillermo juntos. / Gtres

Apenas unos días antes de la vuelta de la princesa Alexia, que se encuentra estudiando en el mismo centro que la Princesa Leonor, el Atlantic College de Gales, los Reyes han disfrutado del concierto de la Filarmónica de los Países Bajos del Sur y la Opera Zuid, con participación especial de la violonchelista Eline Hensels, la violinista Liza Ferschtman, el carillonista Frank Steijins y los pianistas Lucas y Arthur Smit.

Para esta cita, la Reina ha apostado por un look de su fondo de armario. Máxima ha rescatado un vestido de terciopelo en color vino de la firma Zeus + Dione. Una prenda de corte bohemio, con mangas abiertas y ligero corte evasé que estrenó en el año 2018 en una visita a Cabo Verde. Ha completado su estilismo con unos zapatos de salón a tono con tacón fino y un bolso a juego. También ha llevado un fular en el mismo color, probablemente como precaución por si refrescara.

Máxima de Holanda
Máxima de Holanda saludando. / Gtres

Lo más destacable del look han sido las joyas que la Reina ha llevado. En este caso ha lucido un llamativo collar del que, por el momento, no se tiene información, pero que no se le había visto hasta ahora. Por las imágenes cabe la posibilidad de que se trate de una pieza compuesta con piedras preciosas, como rubíes, diamantes y perlas, pero también podría ser que se tratara de una alhaja de bisutería. Cualquiera de las dos opciones no exime de que sea una joya llamativa, muy al estilo de los gustos de la argentina, que suele optar por complementos grandes y llamativos.

Máxima de Holanda
La Reina durante el acto en Maastrich. / Gtres

Este look no es, ni mucho menos, uno de los mejores de la Reina. A pesar de que el color le favorece, el vestido tiene un corte quizás demasiado informal para un acto de estas características. Algo que se aplica también a las preferencias de la Reina en el ámbito beauty. La argentina ha optado por llevar el pelo suelto y liso, pero no en un estilo depurado, sino con un aire despeinado.

En apenas unos días, los Reyes se reunirán con su hija mediana, Alexia, que vuelve de Gales para unas nuevas vacaciones. No obstante, por el momento no se sabe si está previsto que participe en algún compromiso en estos días de descanso.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias