SUS PALABRAS MÁS EMOTIVAS

Máxima de Holanda habla a corazón abierto por su 50 cumpleaños

Con motivo de su cincuenta cumpleaños, la Reina ha concedido su entrevista más sincera en un canal de televisión

Ver vídeo

Máxima de Holanda sin censuras. La argentina ha concedido su entrevista más especial con motivo de su 50 cumpleaños. Ha sido en su despacho del Palacio de Huis Ten Bosch, donde se ha sincerado con el periodista Matthijs van Nieuwkerk. Unas declaraciones inéditas en las que la Reina ha ahondado en algunos de los aspectos más personales y desconocidos de su vida, pero también se ha sincerado sobre las polémicas que han salpicado a la institución en los últimos meses, como el viaje a Grecia que ha hecho mella en su popularidad.

La Reina se ha emocionado al recordar su historia de amor con Guillermo. “No empezamos bien”, ha dicho entre risas cuando ha comentado cómo fue su primer encuentro en la Feria de Sevilla en 1999.  «¿Qué significa él para usted?» ha preguntado el periodista: «Aparte del padre de mis hijos, él es mi ancla. Me mantiene alerta y me estimula para hacer mi trabajo, pero al mismo tiempo se aferra a mí. Creo que esa combinación es fantástica».

Koningin Máxima over de liefde voor Willem-Alexander https://t.co/W1CdAFZh9w

La Reina se ha emocionado al hablar de su hermana Inés, fallecida hace apenas tres años: «sabíamos que no estaba bien durante los últimos ocho o nueve años antes de su muerte y, sin embargo, había un poco de tabú al respecto. No sabíamos exactamente cuál era el diagnóstico y cómo podríamos ayudarla a estar mejor”, ha dicho. «Cuando pienso en ella ahora, pienso en ella con una gran sonrisa. Me alegro de que ella esté en paz. Pienso que era la única salida. Tenía tanto talento, pero no podía verse a sí misma», ha explicado.

La Reina confía en poder ayudar a otros que tengan problemas con la depresión o trastornos de personalidad como Inés: «lo que he aprendido porque he tenido esta experiencia yo misma, debo utilizarlo para que otros no pasen por ella», ha querido recalcar.

Muy comprometida con su papel, considera que tiene más libertad que su antecesor, el príncipe Claus: «creo que como hombre, de una generación diferente y como alemán, él tenía una situación diferente a la mía». Aunque está muy contenta con el camino que ha elegido, considera que, de no haber sido reina, no habría cambiado mucho sus objetivos profesionales, sino que  habría trabajado como emprendedora o en un banco de desarrollo. «Decidí estudiar Economía cuando tenía catorce años porque realmente quería mejorar la economía mundial. Había experimentado tanta hiperinflación en Argentina, tanta miseria financiera, quería hacer algo al respecto», sostiene.

Una madre preocupada

Durante el confinamiento, Máxima ha tenido la oportunidad de pasar mucho tiempo con sus hijas y ha sido algo positivo para todos, aunque tiene muchos frentes abiertos en el futuro más inmediato: «la vida de nuestros hijas está en el centro de atención, eso trae sus desafíos, pero también muchas cosas divertidas», explica Máxima.

Máxima de Holanda
La Reina en una imagen de archivo con su hija mayor / Gtres

Con Amalia a punto de cumplir la mayoría de edad y con la polémica sobre su asignación sobre la mesa, Máxima se muestra tranquila:  «creo que ella puede manejarlo bien en el futuro. Encontrará su propia manera». Aún así, para ella, sigue siendo su hija: «no la veo como la futura reina. Aún la veo como mi bebé».

Últimas polémicas

La Reina asegura que la polémica por sus vacaciones a Grecia durante la pandemia fue “un error de juicio”.  «Desde el comienzo de la pandemia, siempre nos habíamos centrado en lo que todavía se podía hacer, no en lo que no se podía». La argentina explica que se les permitió ir a Grecia, a su casa, y trabajar desde allí.

Sin embargo, este desplazamiento generó una gran polémica y el Rey decidió cancelar el viaje y disculparse con los holandeses. A pesar de todo, la confianza de la ciudadanía en la familia real ha descendido considerablemente, algo que ha afectado mucho a Máxima: «Duele en el corazón. Trabajo muy duro para lograr cosas y que unas vacaciones que no significaron mucho para nosotros causen esto, me duele», ha recalcado.

En cuanto a la polémica por el nuevo yate que la familia real estrenó en verano, la Reina considera que no debería restar valor al trabajo que hace el Rey: «todo lo que hacemos en privado se analiza y discute.»

Un regalo especial

A pesar de que no ha habido grandes fastos con motivo de este aniversario, Máxima sí que ha recibido un regalo oficial muy especial. Según fuentes de la Casa Real, por Real Decreto de 6 de mayo de 2021, Su Majestad el Rey concedió a Su Majestad la Reina Máxima la Gran Cruz de la Orden de la Casa de Orange con motivo de su cincuenta cumpleaños y en reconocimiento a sus numerosos méritos para la Casa. Las condecoraciones fueron otorgadas a la Reina Máxima el 17 de mayo de 2021.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias